Facebook busca limitar los mensajes de odio, pero empieza el retiro de publicidad

Mundo

Cientos de grandes empresas de EE.UU. dejarán de pautar a lo largo de este mes en respuesta a una iniciativa de varias oenegés. Un país aún conmocionado por el asesinato de George Floyd. Prestigio y números.

Nueva York - A pesar de los diálogos mantenidos hasta última hora del martes, más de 400 grandes marcas –entre ellas Adidas, Puma, Verizon, Coca-Cola, Pepsi, Starbucks, Unilever, HP, Ford y Microsoft– retiraron desde ayer sus avisos publicitarios de Facebook por un mes como modo de forzar a la red social a moderar decididamente los mensajes de odio que postean ciertos usuarios.

Grupos de derechos civiles de Estados Unidos acudieron a las principales multinacionales para que los ayuden a presionar para que la compañía de Mark Zuckerberg tome medidas concretas para bloquear los discursos de odio luego del asesinato del afroestadounidense George Floyd a manos de policías y en medio de una profunda reflexión sobre el racismo en Estados Unidos.

Ejecutivos de Facebook, entre ellos Carolyn Everson, vicepresidenta de Soluciones de Negocios Globales, y Neil Potts, director de Políticas Públicas, mantuvieron el martes al menos dos reuniones con anunciantes, el día previo a la retirada de publicidad.

Sin embargo, los ejecutivos no dieron nuevos detalles sobre cómo abordarían el discurso de odio, dijeron fuentes aludidas por la agencia Reuters. En cambio, se refirieron a comunicados de prensa recientes, lo que frustró a los anunciantes que participaron de las conversaciones, que creen que esos planes no van lo suficientemente lejos.

“Simplemente no se mueven”, dijo un ejecutivo de una importante agencia de publicidad.

Las acciones de la compañía cayeron más del 9% entre el viernes y el lunes, lo que supuso una merma de su capitalización bursátil de 60.000 millones de dólares. Sin embargo, ayer recuperaban más del 4% (ver nota en pág. 17).

Zuckerberg, presidente ejecutivo de Facebook, se manifestó dispuesto a reunirse con los organizadores de la campaña, dijo una portavoz a última hora del martes.

Grupos de derechos civiles de Estados Unidos, como la Liga Antidifamación, la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) y Color of Change, comenzaron la campaña “Stop Hate for Profit” después de la muerte de Floyd, un hombre negro que murió asfixiado bajo la rodilla de un oficial de policía blanco el mes pasado.

Los grupos describieron diez reclamos realizados a Facebook, que incluyen permitir que las personas que sufren acoso severo manifiesten su problema con un empleado de la red social y un reembolso a las marcas cuyos anuncios aparezcan junto a contenido ofensivo que luego se elimina.

Facebook dijo que se sometería a una auditoría de sus controles sobre los discursos de odio, sumándose a los planes para etiquetar contenido de interés periodístico similares de otras plataformas de redes sociales como Twitter.

El representante de una agencia de publicidad digital que participó en una llamada el martes dijo que los ejecutivos de Facebook se refirieron repetidamente a la auditoría, sin ofrecer concesiones adicionales.

Ejecutivos de Facebook se pusieron en contacto con los directores ejecutivos, miembros de la junta y directores de marketing de los principales anunciantes para que los excluyeran del boicot, dijeron a Reuters dos personas con información sobre las discusiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario