Funeral de Chávez: "Hemos roto el maleficio de la traición a la patria"

Mundo

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rindió homenaje al fallecido "presidente, padre y guía" Hugo Chávez, durante el sepelio realizado en Caracas en presencia de delegaciones oficiales de más de 50 países y miles de simpatizantes.

"Su alma y su cuerpo andan ahora por este universo expandiéndose, llenándose de justicia y amor", dijo Maduro, que en un momento llegó hasta la voz entrecortada en medio de la emoción, al recordar a quien explícitamente lo designó como su sucesor.

"No pudieron las mentiras y el odio, porque aquí está nuestro comandante. Tenía el escudo más poderoso de un hombre: el escudo de la pureza, de la verdad, de hijo de Cristo", enfatizó.

Para Maduro, "jamás en 200 años se mintió tanto sobre un hombre, Ni aquí ni en ningún lado". Ni siquiera, anotó, el Libertador Simón Bolívar lo fue tanto, pues aunque fue traicionado en su momento, se le respetó su gloria.

Maduro hizo un recuento de atropellos sufridos por Venezuela a lo largo de la historia, sobre todo de quienes "vinieron por nuestro petróleo", y la forma en que líderes como Chávez los afrontaron.

"Aquí está usted, comandante, con sus hombres de pie. Leales hasta la muerte. Hemos roto el maleficio de la traición a la patria y romperemos el maleficio de la derrota y de la regresión", insistió el vicepresidente en medio de nutridos aplaudos.

En un momento de su larga intervención posterior a la misa, Maduro reveló que Chávez los convocó a él y a otros dirigentes para pedirles ayudar en la redacción de un documento que fuera un virtual testimomio político.

"No la cumplimos (la orden), era imposible. Porque su vida entera ha sido un testamento, una pasión. El pueblo de Venezuela es su testamento. Los oprimidos, nosotros, los nietos de los esclavos", añadió Maduro, un ex chofer de ómnibus.

"(Chávez) fue un redentor en Cristo en el mundo y en todas las partes del mundo. Cuando descubrió por su propio camino que en el capitalismo neoliberal era imposible darles felicidad a los pueblos y darles estabilidad a las economías, abrazó un socialismo americano, indígena, bolivariano", agregó.

Maduro recordó, resumidos en cinco objetivos, los anhelos de Chávez: mantener la independencia lograda en 14 años de revolución, construir "nuestro socialismo", fomentar la integración latinoamericana, lograr "un equilibrio de universo, sin imperios" y, la que definió como la más ambiciosa, luchar por "la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana".

Chávez expresó en su momento el deseo de que Maduro lo sucediera. En la noche de hoy será ungido presidente encargado hasta que se realicen nuevas elecciones, en las que se descuenta que será el candidato del oficialismo.

"Misión cumplida, comandante. La batalla continúa. ¡Que viva Hugo Chávez! Hasta la victoria siempre", finalizó Maduro su intervención.

Jefes de Estado y de Gobierno se turnaron para flanquear el féretro del presidente venezolano, Hugo Chávez, al comenzar el funeral de Estado en un acto que tiene lugar en la Academia Militar de Caracas. Las guardias de honor se fueron sucediendo durante varios minutos en una de las primeras etapas del funeral, que tiene lugar tras la muerte el pasado martes del hombre que dirigió Venezuela desde 1999.

La primera guardia de honor la integraron los presidentes de Cuba, Raúl Castro; Chile, Sebastián Piñera; Costa Rica, Laura Chinchilla; Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega, y Ecuador, Rafael Correa.

La segunda por los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; República Dominicana, Danilo Medina; El Salvador, Mauricio Funes; Guatemala, Otto Fernando Pérez, y Honduras, Porfirio Lobo.

Posteriormente lo hicieron Portia Miller Simpson, primera ministra de Jamaica, y los mandatarios Enrique Peña Nieto, de México; Ricardo Martinelli, de Panamá; Ollanta Humala, de Perú; José Mujica, de Uruguay, así como el príncipe Felipe de Borbón, de España.

La cuarta guardia la integraron Aleksandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia, y Mahmud Ahmadineyad, presidente de Irán, quien se despidió de Chávez tocando el féretro y levantando el puño.

Posteriormente se crearon otros grupos, entre ellos unos integrados por músicos y deportistas, entre estos el director de orquestas Gustavo Dudamel, el beisbolista Manlio Ordóñez, el medallista de oro olímpico en esgrima Rubén Limardo, y el piloto de Fórmula 1 Pastor Maldonado.

Al funeral de Estado de Chávez, quien falleció el martes, asisten una treintena de jefes de Estado y de Gobierno, representantes de varios países, miembros del gabinete ministerial venezolano en pleno y familiares, todos sentados frente al féretro envuelto con la bandera venezolana. .  

Por la tarde está prevista la juramentación de Nicolás Maduro como presidente encargado y deberá llamar a elecciones en los siguientes 30 días. Chávez, antes de viajar a Cuba para someterse a su última operación el 8 de diciembre, designó a Maduro como su heredero político.  

Dejá tu comentario