Haití peor por epidemia de cólera: nuevos choques entre cascos azules y manifestantes

Mundo

Cientos de manifestantes lanzaron piedras a una patrulla de la ONU y gritaron consignas contra la organización en la capital haitiana, mientras crece la furia por una epidemia de cólera que deja decenas de muertos todos los días.

La policía disparó gases lacrimógenos para dispersar en Puerto Príncipe a la multitud, que responsabilizó a las fuerzas de paz de Naciones Unidas de llevar la enfermedad a Haití, donde se realizarán elecciones el 28 de noviembre, más de 10 meses después de un devastador terremoto.

Los reportes de que tropas nepalesas de la ONU fueron la fuente del cólera despertaron un gran enojo en el país más pobre del Hemisferio Occidental, aunque el organismo dice que no hay evidencia contundente que confirme el dato.

Una patrulla de cascos azules de la ONU se retiró rápidamente luego de ser apedreada por los manifestantes, que intentaron bloquear las calles con rocas y escombros. También gritaron "MINUSTAH debe irse" y "MINUSTAH trajo el cólera a Haití", en referencia a la sigla de la misión del organismo en la nación caribeña.

La protesta en el corazón de la capital se produjo luego de días de disturbios en contra de la ONU en la ciudad de Cap-Haitien, en el noreste, donde al menos dos personas murieron y varias decenas resultaron heridas en choques con las tropas del organismo.

En el norte del país, la violencia ha interrumpido severamente los esfuerzos internacionales liderados por la ONU para contener la propagación de una epidemia que ya ha causado más de 1.110 muertes e infectado a más de 18.000 personas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijeron que su oficina en Haití recibió reportes de víctimas del cólera que morían en las calles porque no habían podido llegar a tiempo a recintos de salud.

"El tratamiento para el cólera es simple, pero el acceso es clave", dijo la representante en Puerto Príncipe de la OPS, la doctora Lea Guido.

La enfermedad también puso en duda la seguridad antes de las elecciones presidenciales y legislativas de este mes, debido a que los ataques contra las fuerzas de paz, que están encargadas de apoyar a la policía haitiana, son cada vez más frecuentes por el descontento social.

El aeropuerto de Cap-Haitien está cerrado desde el lunes, lo que impide la llegada de suministros y personal médico. Allí, las rutas han sido bloqueadas por manifestantes que instalaron barricadas, por lo cual los pacientes con cólera no pueden arribar al hospital.
"No hemos podido enviar nuevos suministros al área esta semana", agregó Guido en un comunicado.

Un corresponsal de CNN en la ciudad dijo que un hospital reportó que había recibido 35 heridos de bala desde el lunes.
"¿Cómo diablos se supone que vamos a conducir una respuesta para el cólera en medio de esto? No se puede controlar una epidemia de cólera si no hay seguridad y si no se puede llegar a la gente", dijo un frustrado trabajador humanitario extranjero.

Los expertos creen que decenas de miles de haitianos están en riesgo de infección y muerte a menos de que sean tratados rápidamente.

La enfermedad ha afectado hasta ahora a seis de las 10 provincias del país y aumentó la miseria causada por el sismo del 12 de enero que dejó más de 250.000 personas muertas y más de un millón de desplazados.

La epidemia llevó al Gobierno de República Dominicana, que comparte la isla caribeña de Española con Haití, a declarar una emergencia sanitaria y reforzar las restricciones de entrada al país.

Funcionarios de salud en Florida reportaron un caso confirmado de cólera en un residente que había visitado a familiares en Haití, pero dijeron que el riesgo de un brote en Estados Unidos es mínimo.

Dejá tu comentario