Libia: OTAN no pedirá disculpas por ataque sobre tanques rebeldes

Mundo

La OTAN admitió que sus ataques cerca de la ciudad libia de Brega podrían haber matado a varios combatientes rebeldes, pero aseguró que no tiene por qué disculparse por ese incidente, ya que desconocía que los insurgentes contaran con tanques.

"Parece que dos de nuestros ataques podrían haber resultado en la muerte de fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) que operaban tanques", aseguró en una comparecencia desde Nápoles (Italia) el subcomandante de las operaciones aliadas en Libia, el contraalmirante británico Russell Harding.

Sin embargo, el militar rechazó disculparse por el incidente, pues explicó que la OTAN no tenía constancia de que los rebeldes estuviesen en posesión de tanques, un tipo de fuerzas que hasta ahora sólo había sido usada por el régimen de Muamar Gadafi y que, por tanto, era objetivo de la Alianza en su misión para defender a la población civil.

Los ataques, en los que murieron al menos 4 personas, según diversas fuentes en Libia, se produjeron al noreste de Brega, donde la situación -según Harding- es "muy fluida, con tanques y vehículos armados moviéndose en distintas direcciones, haciendo muy difícil distinguir quién los opera".

"Hasta ahora no habíamos visto al Consejo Nacional de Transición (CNT) operando tanques. Es importante subrayar que nuestra misión es proteger a los civiles y seguiremos atacando a fuerzas que potencialmente pueden dañarlos", insistió.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, lamentó "profundamente" la muerte de varios rebeldes en el ataque: "Este es un incidente muy desafortunado. Lamento profundamente la pérdida de vidas", señaló Rasmussen en una declaración al canal de televisión aunque también evitó un pedido de disculpas.

Estos comentarios se produjeron poco después de que un responsable militar de las operaciones de la OTAN en Libia admitiera que los ataques cerca de la ciudad de Brega mataron ayer a varios combatientes rebeldes, pero aseguró que la Alianza no tenía por qué disculparse por ese incidente.

Rasmussen recalcó que la situación sobre el terreno en Libia "es muy inestable" y recordó que el régimen de Gadafi ha usado en el pasado sus carros de combate para atacar a la población civil.

Dejá tu comentario