Previsible: ahora Maduro acusa de "golpista" a una telefónica

Mundo

En medio de una ola de violencia y saqueos en Venezuela y lejos de promover el diálogo, el presidente Nicolás Maduro no tuvo mejor idea que agitar el fantasma del golpismo. Sus críticas esta vez no estuvieron dirigidas a la oposición, sino que se centró en una empresa telefónica, a la que acusó de enviar "millones de mensajes" para promover las marchas en su contra.

"La empresa Movistar cada dos horas mandaba millones de mensajes a los usuarios de Movistar de teléfono" en favor de la manifestación opositora del miércoles pasado, denunció el mandatario en un acto.

Maduro sostuvo que la empresa "debe saberlo", que esa "no es su función" y calificó esa acción de "convocatoria golpista" y denunció que en las redes se invirtieron más de 100 millones de dólares para conspirar con mensajes contra su gestión.

"Para la marcha golpista, convocaron; fue una cosa desproporcionada. Dicen que se invirtieron en las redes sociales no menos de 100 millones de dólares", aseveró. "Nunca antes se había hecho eso en Venezuela, ni para una campaña electoral siquiera", denunció Maduro. También remarcó que no permitirá "desestabilización, ni perturbaciones, ni golpismo".

En un desdibujado discurso, Maduro recordó que su Gobierno creó recientemente una "unidad de ciberguerra" porque "Venezuela ha sido sometida a una ciberguerra tremenda por los medios, por las redes".

"Usted se metía en Google a consultar cualquier cosa, por ejemplo, usted ponía 19 de abril, tocaba y le aparecía en cualquier página que usted estuviera consultando, 'marcha, marcha', porque ellos (por los opositores) decían el 19 de abril es el desenlace", acotó el presidente.

Dejá tu comentario