Primarias republicanas se trasladan a Michigan y Arizona

Mundo

El precandidato presidencial estadounidense Mitt Romney buscaba poner freno a su ascendente rival, Rick Santorum, en un nuevo capítulo de las primarias republicanas de Michigan y Arizona que se llevaron a cabo en el día de ayer.

Romney, un representante del establishment republicano, y el ultraconservador Santorum ganaron cuatro internas cada uno desde que comenzó el proceso, del que surgirá el rival del presidente Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

Exgobernador del vecino Massachusetts, Romney nació y creció en Michigan, pero sondeos previos lo mostraban en un empate técnico con Santorum en este estado, donde podría sufrir una derrota embarazosa con potenciales repercusiones para toda la carrera.

Por el contrario, el precandidato y empresario tenía una amplia ventaja en intención de voto en la sureña Arizona, donde una importante parte de la población comparte su religión mormona.

De campaña en la localidad de Livonia, en Michigan, y consultado sobre por qué es que se hallaba haciendo esfuerzos para ganar el voto de la derecha de su estado natal, Romney dijo que porque no quería hacer comentarios "escandalosos" como sus rivales.

"Es muy fácil estimular las bases con comentarios incendiarios y escandalosos", dijo en alusión a Santorum, un feroz oponente del aborto y del matrimonio homosexual, temas que Romney prefiere esquivar y sobre los que tiene visiones menos reaccionarias.

El exgobernador también acusó a Santorum de querer "secuestrar" la interna por haber urgido a los demócratas a participar de la elección en Michigan, que es abierta a afiliados y no afiliados, y votar en contra de su adversario.

"Creo que los republicanos tienen que reconocer que hay un esfuerzo real de secuestrar nuestro proceso de internas", declaró Romney, citado por la cadena de noticias CNN.

Santorum ganó la primera elección en Iowa el 3 de enero pasado, pero luego Romney triunfó en la primaria de New Hampshire, una semana más tarde.

El expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich se sumó al pelotón de líderes con una sorpresiva victoria en Carolina del Sur, pero después Romney pasó al frente con triunfos en Florida y Nevada.

Cuando la carrera parecía definida en favor de Romney, el ultracristiano Santorum sacudió la competencia anotándose tres triunfos en una sola noche, el 7 de febrero, en Minnesota, Missouri y Colorado.

El cuarto precandidato en carrera es el congresista texano Ron Paul. Las elecciones preparan el terreno para el Super Martes 6 de marzo, cuando hay elecciones internas en 10 estados en una jornada potencialmente decisiva para la selección del adversario de Obama.

Los cuatro precandidatos prometieron permanecer en la disputa hasta la convención partidaria de agosto próximo, donde será proclamado candidato presidencial aquel que haya obtenido al menos 1.144 delegados.

Michigan otorga 30 delegados, pero se reparten entre los ganadores de cada uno de los distritos. En Arizona, en cambio, el ganador de la interna se lleva los 29 delegados en juego.

Dejá tu comentario