5 de marzo 2007 - 00:00

Tras los disturbios, la calma llegó a Copenhague

El símbolode la capitalde Dinamarca,laSirenita, deEdvardEriksen, fuevíctima deactos devandalismopor parte demanifestantes.
El símbolo de la capital de Dinamarca, la Sirenita, de Edvard Eriksen, fue víctima de actos de vandalismo por parte de manifestantes.
Copenhague (EFE, AFP, Reuters, ANSA) -La tranquilidad y la calma volvieron a reinar en las calles de Copenhague después de dos intensas jornadas de manifestaciones y reivindicaciones que derivaron en violentos disturbios y enfrentamientos con la policía tras el desalojo el pasado jueves de un emblemático centro "okupa".

Varios miles de personas volvieron a manifestarse el sábado para protestar contra el cierre de un centro juvenil en el barrio de Norrebro, aunque esta vez el acto no degeneró en violencia, mientras la policía reforzó aun más su despliegue para evitar incidentes.

Un portavoz policial señaló que el retorno a la tranquilidad se debió fundamentalmente a la detención preventiva de jóvenes violentos en jornadas pasadas, especialmente durante una redada que se produjo el sábado por la mañana y que se saldó con más de 90 arrestos en varios edificios, muchos de ellos extranjeros.

Entre los 700 de detenidos se encuentran, según cifras policiales, unos 140 extranjeros, en su mayoría alemanes, suecos y noruegos, muchos de ellos llegados expresamente a la capital danesa para sumarse a los disturbios tras la llamada solidaria para unirse a la protesta y que tuvo gran eco en Alemania y los países escandinavos.

Dentro de los actos vandálicos que sacudieron la capital de Dinamarca este fin de semana se encuentran el incendio de al menos 40 automóviles, así como numerosas barricadas construidas con contenedores de basura, causaron destrozos en una guardería y un colegio de enseñanza media, y en varios comercios. Además, la Sirenita amaneció el sábado pintada de rosa. Esta escultura de Edvard Eriksen en homenaje al novelista Hans Christian Andersen es uno de los símbolos de la ciudad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar