Una figura de proyección nacional

Mundo

Figura en alza de la derecha española, la presidenta regional de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, busca afianzar su poder en este bastión conservador del Partido Popular (PP), desde donde se ha erigido en una figura de proyección nacional.

Hasta hace dos años una desconocida, Díaz Ayuso es hoy una de las dirigentes más renombradas del país, odiada por unos y venerada por otros.

Licenciada en Periodismo, esta mujer de 42 años se reveló como una política de estilo agresivo con sus rivales.

En marzo rompió su coalición con el partido centrista Ciudadanos y convocó a elecciones anticipadas con la esperanza de capitalizar las simpatías ganadas por su oposición a las restricciones del Gobierno central del socialista Pedro Sánchez.

Aunque Madrid tiene la cifra más alta de contagios y decesos del país, Díaz Ayuso mantuvo abiertos bares y restoranes, convirtiéndose en heroína del electorado más derechista.

Ese perfil la ha acercado a la ultraderecha de Vox, con la que se muestra dispuesta a formar una alianza para lograr la mayoría en la legislatura local, algo que rompería con un tabú.

Dejá tu comentario