Barbijos: municipios bonaerenses se rebelan contra Salud

Nacional

En línea con la acción de varias provincias, también los intendentes lo consideran necesario, más allá de la teoría en contra de Nación.

En los pasillos internos de la Casa de Gobierno bonaerense ya están cansados. Ya son varias las medidas individuales que vienen tomando algunos municipios y ese accionar provoca malestar tanto en diversas áreas.

Para colmo son iniciativas que van puntualmente en contra de las recomendaciones de la Nación y la Provincia.

El nuevo conflicto se da a partir de la decisión que tomaron varios intendentes de hacer obligatorio el uso de barbijos. Para sumar, o mejor dicho restar si se tiene en cuenta la paciencia de parte de Provincia, el primero que inició esta nueva disposición fue el jefe de distrito de Zárate, Osvaldo Cáffaro, con quien no hay buena relación de parte de algunos funcionarios de primer nivel entre ellos el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, oriundo de la ciudad norteña.

“Es muy polémico que se tomen medidas aisladas en los distritos. Y que sean inconsultas con Provincia y Nación. Más allá de las buenas intenciones, resulta irresponsable pensar una resolución distrital que importa una multa. Además, sin previsión global, ni provisión del insumo eficaz”, afirma una fuente con conocimiento del territorio. Y agrega que “son librepensadores. Parece un concurso de creativos de poco sentido común y conciencia colectiva”.

No es el único municipio que se cortó solo. En Olavarría, Rivadavia, Lincoln y General Lamadrid, todos pertenecientes a Cambiemos, ya tomaron la misma medida. Algo a lo que también se sumaron otros distritos gobernados por el PJ como Roque Pérez y Villa Gesell. En Junín, los concejales del Frente para la Victoria presentaron proyecto para la obligatoriedad del barbijo.

“Nos ponen en una situación muy compleja porque esto hace que de a poco todos se vayan acoplando porque se lo pasa a reclamar el vecino al ver que en los municipios vecinos toman esas decisiones”, sostiene otra fuente provincial.

Pese a que desde el Ministerio de Salud bonaerense ya aseguraron que no se declarará el uso inexcusable del barbijo, el senador nacional de Cambiemos, Roberto Basualdo, presentó un proyecto de ley para determinar lo contrario.

El propio ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, fue claro en relación a esto: “El barbijo está reservado para los que trabajan con enfermos”. Algo que profundizó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, al señalar ayer que los barbijos de “quirúrgicos” o de “alta eficacia” son “insumos críticos a nivel mundial” que deben reservarse para los equipos de salud y para personas con síntomas, casos sospechosos y confirmados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario