Facundo Tignanelli: "Es una gran irresponsabilidad que Vidal salga a buscar el voto por Zoom"

Nacional

El presidente del bloque de diputados del Frente de Todos de Buenos Aires aseguró que "la autonomía municipal siempre está en agenda" y cuestiona a la exgobernadora Vidal por no haber garantizado tras la derrota "las herramientas para que la Provincia pueda funcionar".

Facundo Tignanelli fue designado en diciembre pasado como presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja bonaerense. En la actualidad, el legislador matancero busca crear un fondo solidario para hacer frente a los gastos que demanda la crisis sanitaria por el Covid-19 a través de una iniciativa que propone subir los Ingresos Brutos a los bancos. “Hay que ir a buscar los recursos en los sectores que más capacidad de pago de efectivo tienen. Es una discusión política que tiene comprensión de parte de la oposición y con la que se podrían generar recursos para obras de infraestructura hospitalaria”, asegura Tignanelli en diálogo con Ámbito.

Periodista.: ¿Qué factible es llegar a ese número?

Facundo Tignanelli: Hay que empezar cuanto antes para después achicar esos recursos potencialmente perdidos. La idea es llegar a lo que se buscaba con el proyecto de la fiscal impositiva que la oposición modificó por su mayoría en el Senado.

P.: Le tocó hacerse cargo de la presidencia para dar dos discusiones de tenor como la ley de Emergencias y la fiscal impositiva. ¿Si esta última hubiera seguido su curso sin modificaciones hoy se podría haber atenuado la pérdida económica?

F.T.: Nadie esperaba una pandemia. Encontramos una formula con la fiscal impositiva en la que aprovechamos nuestra mayoría en Diputados para aprobarla y que luego ellos hicieron lo propio y volvió con modificaciones para que después lo terminemos de sancionar. Estos antecedentes permiten interpelar a un sector de la sociedad y a la dirigencia política para ver y entender a quien representa cada uno.

P: En sintonía con el impuesto a los bancos, a nivel nacional se prepara una ley que tiene el foco en las grandes fortunas. ¿Cree que la sociedad acompaña estos proyectos?

F.T: La sociedad está acompañando de manera comprometida y teniendo un alto nivel de interpelación. Ya sea por cuestiones sanitarias como la cuarentena, como en poner arriba de la mesa este tema. Hay una comprensión ante aquellos que la pasan mal. No vi un rechazo ante la política del IFE por más que se intentó hacer una campaña mediática. Está claro que no podemos salir iguales de la pandemia. Un compañero siempre plantea que nos tenemos que poner de acuerdo en tres cosas para partir de una discusión política seria: que la tierra no es plana, que las vacunas sirven y que el neoliberalismo está agotado.

P.: ¿Cómo evalúa el rol de la oposición en esta actualidad?

F.T.: Hay algunos dirigentes que tienen altos niveles de responsabilidad y otros con una mirada corta. Es una gran irresponsabilidad que Vidal salga a buscar el voto por Zoom. Incluso pierde empatía con sus propios compañeros porque, salvo excepciones, los intendentes del oficialismo y de la oposición que hoy están en el ejecutivo no están pensando en ver cómo buscar un voto.

P.: ¿En lo legislativo pasa lo mismo?

F.T.: Sí. Veo una responsabilidad muy alta en dirigente como el jefe de bancada opositor, Maxi Abad. Claro que el representa algo distinto a lo nuestro pero hay un canal abierto de diálogo. Y con los intendentes pasa igual, salvo por la bravuconada de Jorge Macri de pedir que haya más apertura en la cuarentena.

P.: ¿Ve una crisis de liderazgo en Juntos por el Cambio?

F.T.: Hay un liderazgo en duda. Es algo que siempre pasó. A fin de 2019 se discutía sobre si Vidal se animaba a pelearse con Macri o no. El poder siempre estuvo en disputa. Pero no hay que olvidarse de que Vidal dejó el gobierno sin presentar la ley de Presupuesto. En vez de garantizar las herramientas para que la Provincia pueda funcionar, se fue a París, apagó los teléfonos y tuvimos tres sesiones con una oposición que presentaba muchas contradicciones.

P.: Algunos intendentes comenzaron a reclamar mayor autonomía. ¿Qué opinión le merece?

F.T.: La autonomía municipal siempre está en la agenda. Hay que ver los tiempos y los para qué. Algunos elementos de la “falta de autonomía” que se declama permitieron ordenar mejor la situación al inicio de esta pandemia. Si el gobierno provincial pudo exigir que no haya montículos de tierra o corte en los accesos fue porque tiene potestades sobre los municipios. Con una autonomía plena se podría haber generado un gran conflicto. Hay que generar el ámbito que discuta de qué manera y hacerlo de una forma progresiva porque se cruza con otro montón de factores.

P.: ¿Por ejemplo?

F.T.: Hoy los intendentes tienen acotadas las relecciones. Hay que ver como se estructura y se configura el poder dentro de un municipio con autonomía plena.

P.: ¿Hay intenciones de retornar a la reelección indefinida?

F.: No está en la agenda. No sé si será este año, el próximo o dentro de estos cuatro años de gobierno, pero en algún momento hay que hacer una mirada integral de toda la cuestión electoral. Por tema de reelecciones, por los consejos escolares que son órganos provinciales pero que se eligen de manera municipal. Hay que lograr un equilibrio en la representación institucional respecto al peso demográfico.

Auxilio a los clubes

En la próxima sesión, la Cámara baja tratará un proyecto de su autoría que establece un “sistema de protección” y la “gratuidad de los servicios bancarios y jurídicos” para los clubes barrio y centros culturales. La iniciativa apunta a dotar de una serie de beneficios impositivos para asociaciones civiles de primer grado. “Partiendo de que los clubes, que fueron los más afectados por el macrismo y Vidal, pusieron a disposición sus instalaciones para utilizarlas como centros de aislamiento nos encontramos con que la mayoría tiene problemas de papeles”, cuentaTignanelli.

Con esta premisa, el diputado comenzó a idear un borrador que hoy tomó tomó forma de proyecto y que busca declarar de interés público provincial a las asociaciones civiles para generar una exención impositiva de tasas y decretar su inembargabilidad e inejecutabilidad.

Otro de los puntos destacados de la iniciativa es la condonación de la deuda documental para aquellos que ponen a disposición sus instalaciones. “Algunos plantearon esto de que de esta manera se perdona a cualquiera que hizo un descalabro. Pero en el gobierno anterior, el Estado nacional ha hecho un blanqueo de gente que fugó dólares al exterior. Entonces, ¿cómo no le vas a perdonar cuestiones documentales a un club?”, asegura. Y concluye: “Los clubes están muy afectados a la generación de ingresos. Y es muy difícil que la gente siga pagando la cuota social de un club con esta actualidad y se les va a generar un agujero financiero”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario