El unicornio Kavak se expande en la región y hace pie en Turquía

Negocios

La compañía que se dedica a la compra y venta de autos usados anunció una fuerte inversión para consolidar su expansión. Ámbito dialogó con Jaime Macaya, CEO de Sudamérica Hispanoparlante, sobre el presente del mercado y la coyuntura económica.

En el marco de un plan de expansión regional en América Latina, el unicornio Kavak, que se dedica a la compra y venta de autos usados o seminuevos, y es una de las startups de mayor crecimiento a nivel mundial, comenzará a operar en Chile, Colombia y Perú con una inversión u$s120 millones. También apunta a Turquía, otro importante mercado emergente.

“Con estas nuevas aperturas la startup, que ya opera en Argentina, Brasil y México -las tres principales plazas de la región- busca expandir su innovador modelo de compra-venta de autos usados, garantizando la mejor experiencia de cliente al brindar seguridad y transparencia en todo el proceso”, expresó la compañía en un comunicado.

Jaime Macaya, quien hasta el momento se desempeñó como CEO en Argentina, y pasará a ocupar el rol de CEO de Sudamérica Hispanoparlante, liderando el desarrollo en Chile, Colombia, Perú y Argentina, dialogó con Ámbito respecto a los planes de expansión.

“Hoy en Latinoamérica el 90% de las transacciones de autos usados se dan entre particulares. Por lo general, suele ser un momento muy estresante, con varios riesgos y con la desconfianza que implica realizar transacciones de alto valor económico con desconocidos. Es por eso que para nosotros es una oportunidad enorme ofrecer una experiencia completamente innovadora que, por un lado, elimine los fraudes mecánicos y documentales que suelen darse en este tipo de operaciones, y además brinde financiación, garantías mecánicas y servicios de post venta que son únicos en el mercado”, afirmó Macaya.

Explicó que con esta inversión de 120 millones de dólares en Chile, Colombia y Perú para sumar esos mercados a Argentina, Brasil y México, la operación de la compañía llega a cubrir el 80% de la región. Si se le suma Turquía –para ese desembarco invertirá otros 60 millones de dólares- el tamaño total es equivalente al mercado de Estados Unidos. “Es una gran apuesta”, afirmó.

Kavak funciona así: compra autos usados a particulares, los reacondiciona y los vende. Tanto para compradores como para vendedores todo lo que es trámites se simplifica, y además se salta la barrera del desconocimiento en mecánica, que puede marcar la diferencia entre una buena y una mala compra de un usado. En su cartera hay unas 2.500 unidades.

“El 97% de la gente no sabe ni quiere saber de mecánica. Todos queremos un auto que nos lleve y nos traiga sin problema. Kavak quiere representar esa confianza de que no tenés que traer a alguien que sepa para comprar”, sostuvo Macaya.

El dólar y el mercado de autos usados

Consultado sobre el presente económico del país, Macaya opinó que “todo el que hace negocio en Argentina tiene que entender que la inflación y el tipo de cambio son una realidad”. Estos días de alta tensión en el sistema financiero, el cimbronazo con el dólar blue provocó un freno en el mercado, que entró en modo wait and see.

“Un auto es un bien de ahorro. Sigue bastante de cerca al dólar. Entonces mucha gente elige ‘depositar sus pesos’ en un auto”, consideró el ejecutivo de Kavak, y recordó que la empresa brinda la opción de pagar en dólares los autos que compra para revender.

Pero además, muchos particulares están aprovechando los dólares que tenían atesorados para aprovechar el salto del tipo de cambio y comprar autos. “El dólar te juega a veces a favor y otras en contra. Creo que va a haber una demanda superior, que cuando se acomode seguramente se va a frenar. Todos especulamos con el momento perfecto”, dijo.

Dejá tu comentario