La advertencia de la DEA sobre los cajeros automáticos de Bitcoin

Negocios

Según la Administración de Control de Drogas de EEUU, en 2020 los narcotraficantes aumentaron sus operaciones de lavado de dinero a través de estas máquinas.

La Administración de Control de Drogas (DEA) del Departamento de Justicia de EEUU alertó que en 2020 los narcotraficantes se volcaron a los cajeros automáticos de Bitcoin (ATM) para realizar transferencias ilícitas de dinero.

De acuerdo al informe del organismo “Evaluación Nacional de Amenaza a las Drogas 2020”, la relevancia en el lavado de dinero de estos cajeros durante el año pasado creció debido a que estuvieron bloqueadas las transferencias de dinero físicas por las restricciones de la pandemia de coronavirus, especialmente entre EEUU y México.

“Grandes cantidades de dinero que debían entregarse a vendedores internacionales de estupefacientes estaban atascadas en los Estados Unidos”, advirtió la DEA en el documento, lo que provocó que comenzaran a utilizar cada vez más estas máquinas en las operaciones de lavado, especialmente a medida que el uso de la criptomoneda se adoptó de forma más generalizada.

En EEUU hay casi 14.000 cajeros automáticos de este tipo, muchos están regulados por leyes antilavado de dinero, pero según la DEA, “a pesar de las regulaciones, los propietarios de estas máquinas no tienen escrúpulos en utilizar sus funciones para ayudar a ocultar el dinero producto de la droga”.

“Este dinero en efectivo es luego integrado en el flujo de ingresos del propietario del cajero automático, ocultando el origen de los fondos”, detalló el informe.

Así, el dinero de la droga, convertido en moneda digital, se puede transferir a otro usuario instantáneamente, eliminando gran parte del riesgo asociado con el transporte de grandes cantidades de dinero en efectivo.

También hay cajeros que exigen una fotografía del usuario, pero según la DEA los narcotraficantes han encontrado la forma de evadir ese control y usan cajeros automáticos no incluidos en las listas oficiales y no disponibles para su uso por parte del público en general.

Aunque de acuerdo al sitio criptonoticias hay que considerar que las transacciones de Bitcoin son seudónimas y públicas. Y pueden consultarse y asociar la dirección a una determinada identidad. De ese modo, se sabe que el lavado de dinero con bitcoin y otras criptomonedas está cada vez más centralizado en pocas direcciones y entidades.

Dejá tu comentario