¿Por qué está cayendo Bitcoin y cómo seguirá su cotización?

Negocios

Tras un agosto con fuerte suba, arrancó septiembre a la baja. Confluyen varios factores, en un mes históricamente negativo para la cotización de la criptomoneda.

El mes de agosto mostró una de las mejores performances de Bitcoin de los últimos tiempos, y una recuperación en su cotización que lo ubicó quebrando la barrera de los u$s12.000. Pero septiembre no parece dar buenas señales para la criptomoneda: en dos días cayó hasta los u$s10.800 y a corto plazo podría consolidarse la tendencia vendedora.

Si es así, un descenso por debajo de los u$s10.500 aumentaría las posibilidades de una tendencia bajista mayor, según el análisis de los operadores que consideran la franja de flotación entre los u$s11.000 y u$s11.700.

Hay tres factores que podrían causar un descenso en el precio de Bitcoin a lo largo de septiembre. Primero, que el dólar empezó a recuperarse (los precios de Bitcoin y el oro responden negativamente al aumento de la moneda estadounidense, porque los mercados valoran ambos activos con el dólar. Si el valor en dólares sube, el valor de BTC en relación con el dólar baja). Segundo, que septiembre fue históricamente un mes de lento o crecimiento para la cripto. Tercero, que es típica una consolidación después de una gran suba como la de agosto, algo que no ocurría desde 2017.

Pero ante la rápida caída del precio de Bitcoin de estas horas, el sitio especializado Cointelegraph recordó que los inversores alcistas predijeron desde hace tiempo que se produciría un retroceso.

El medio cita a un conocido trader de criptomonedas, bautizado "SalsaTekila", quien dijo que alrededor de u$s10.500 se encuentra el punto de apoyo clave para la continuación de una tendencia alcista. Teniendo en cuenta que muchos operadores perciben entre u$s10.500 y u$s11.000 como un importante rango de soporte, “la pérdida de ese rango de soporte podría desencadenar un profundo retroceso”.

Pero otros factores potenciales también podría impulsar Bitcoin hacia arriba. En ese caso, se citan las ganancias/pérdidas netas no realizadas, la disminución de las reservas de los exchanges y la creciente demanda institucional de BTC que debieran sostenerlo a largo plazo.

Históricamente, el precio de Bitcoin se frena y se mantiene estancado desde septiembre hasta octubre.

A lo largo de 2017, cuando aumentó hasta los u$s20.000, el mes de septiembre cerró en rojo, pero la tendencia alcista continuó sin embargo en el cuarto trimestre del año.

Por lo tanto, sostienen los operadores, incluso si la variación mensual de septiembre de este año termina a la baja, hay una gran posibilidad de que la tendencia alcista se reanude.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario