Quintas en alquiler: boom de demanda y precios por las nubes

Negocios

Los costos subieron considerablemente en los últimos tres meses y oscilan los u$s7.000 por mes. Muchos propietarios deciden poner en renta sus propias viviendas durante la temporada con valores en dólares.

Planificar se convirtió en una tarea difícil en los últimos meses. Es que la pandemia por el coronavirus cambió todos los planes y generó una sensación de incertidumbre constante. En este escenario, pensar en vacaciones no parece sencillo.

Hoy con las fronteras cerradas pocos se arriesgan a diagramar un viaje en el exterior, pero en este contexto en donde el home office se convirtió en parte de la rutina, al igual que las clases virtuales, surge con más fuerza el alquiler de casas quintas y de veraneo para pasar los meses de calor, cerca de la Ciudad pero rodeados de verde y con pileta.

En zona norte

“Zona norte se convirtió en un verdadero atractivo tanto para quienes buscan terrenos para construir su hogar como en el negocio de los alquileres. Hoy hay muy poca oferta disponible, porque la demanda es muy grande”, explicó Daniel Salaya Romera, dueño de la inmobiliaria homónima.

Según los especialistas el mercado cambió drásticamente; son muy pocos quienes piensan en alquilar por 15 días o un mes, los contratos son por temporada y llegan a tener una extensión de hasta seis meses. “Los precios que se manejan son muy buenos para el propietario porque hay mucha demanda”, agregó el especialista.

Aprobaron ley de countries para recalcular el impuesto que pagan los barrios cerrados
Zona norte se convirtió en un verdadero atractivo tanto para quienes buscan terrenos para construir su hogar como en el negocio de los alquileres.

Zona norte se convirtió en un verdadero atractivo tanto para quienes buscan terrenos para construir su hogar como en el negocio de los alquileres.

Los valores son muy dispares, pero hay mucha oferta en dólares, aunque en la mayoría de los casos les permiten a los inquilinos que la cifra se pague en pesos –tomando la cotización de referencia al momento de la operación-. Por ejemplo, una casa en un barrio cerrado en Pilar con tres dormitorios, dos baños, aunque sin pileta tiene un valor de u$s5.000 por mes, en caso de alquilarse por temporada los precios pueden tener un descuento que dependerá de cada negociación privada entre propietario e inquilino. Ahora bien, una casa similar pero con pileta puede costar por lo menos u$s3.000 más por mes.

“Siempre existió el público que alquila su casa durante los meses de verano y decide irse a Punta del Este o a la Costa durante ese periodo, ahora vemos que ese comportamiento crece aún más”, explicó Salaya Romera. Y si bien desde Uruguay ya anunciaron que no permitirán el ingreso de argentinos para hacer turismo en la próxima temporada de verano, si podrán ingresar aquellos propietarios no residentes. “Es muy habitual que se instalen en Uruguay los meses de calor y mientras tanto alquilan su casa de country con precios realmente altos”, agregó.

Por ejemplo Andrés y Carla decidieron alquilar por tres meses la casa en donde viven por u$s10.000 la temporada. “Durante esos meses tenemos previsto instalarnos en el departamento de mi hermano que estará desocupado”, explicaron. Una modalidad que suma adeptos ante el cambio de comportamiento de los inquilinos y la necesidad económica. “Hoy el home office y las clases virtuales de los más chicos permiten extender el periodo de vacaciones y disfrutar de la nueva rutina en espacios más amplios y con pileta”, explicó por su parte Mariana Lamborizio de Lambo propiedades, especializada en alquiler de quintas y casas en countries.

Los precios, por las nubes

“Los alquileres empezaron a moverse en julio de este año, en agosto históricamente se cierran muy poquitos contratos y este 2020 batieron todos los récords”, agregó Lamborizio. Y ante el boom de la demanda los precios comenzaron a subir muy por encima de lo habitual. “Hay propietarios que realmente al ver tanta solicitudes empezaron a elevar muy por encima de los promedios los valores y como inmobiliaria nosotros sentimos responsabilidad de poner límites a esta alza de precios para no aprovecharse de esta situación y además porque los inquilinos no estaban dispuestos a pagar tales cifras”, agregó la especialista. En algunos casos, sobre todo en los barrios privados más exclusivos, se puede ver casas en alquiler por u$s10.000 el mes.

Y si bien la mayoría piensa en esta opción para descansar y vacacionar en un contexto complejo, otros ven la oportunidad de “probar una nueva forma de vida”.

“Hoy recibimos en promedio 30 llamadas por día en busca de información para alquilar una vivienda durante los meses de calor”, remarcó por su parte Ricardo Sarinelli, director en Haras del Sol, un club de campo en Pilar. Lo cierto es que “para muchos es un disparador para apostar un cambio de vida. Sabemos que muchos de ellos, enamorados del lugar, terminan armando su vivienda permanente en el barrio, ya que todavía contamos con lotes disponibles y la posibilidad de escritura de forma inmediata”, concluyó Sarinelli.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario