Cómo dolarizar carteras apostando por bonos del sector energético

Opiniones

En cuanto a las inversiones en renta fija, en 2023 primará una actitud conservadora, a través de la inversión en los bonos del Tesoro de EEUU. Sin embargo, habrá muchas y muy buenas oportunidades para los inversores que sean más agresivos.

El 2023 presenta, a nivel global, un panorama complicado. Se espera una desaceleración del crecimiento económico: el Banco Mundial fue el último en recortar al 1,7% sus previsiones sobre la actividad económica global, y algunas economías desarrolladas podrían entrar en recesión.

A su vez, se espera que la inflación a nivel mundial se mantenga por encima de los objetivos de los bancos centrales, e incluso podría mantenerse persistentemente alta en el largo plazo.

En este contexto global de recesión más inflación, la tasa de interés será la variable a monitorear durante todo el año. En definitiva, la tasa de referencia de la Fed determinará lo que suceda con el mercado global.

Considerando este escenario, los inversores globales se mostrarán más cautelosos a la hora de rebalancear sus portafolios en este comienzo de año.

En cuanto a las inversiones en renta fija, primará una actitud conservadora, a través de la inversión en los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Sin embargo, creemos que habrá muchas y muy buenas oportunidades para los inversores que sean más agresivos.

Pero estas apuestas agresivas requerirán monitoreos y análisis muy exhaustivos de las condiciones crediticias, operativas, financieras y de governance de las compañías donde invertir.

Adicionalmente, el inversor en renta corporativa tendrá que tener en cuenta no solo a la compañía seleccionada, sino también al sector y sus perspectivas, además de las variables macro del país donde operen.

Cómo dolarizar carteras: una apuesta estratégica

Hace más de un año que desde Adcap Grupo Financiero venimos recomendando la industria de oil & gas, que continúa batiendo récords de producción. También sugerimos inversiones en el sector de las energías renovables, que tendrá una participación clave este año dentro de la demanda de energía.

Actualmente y a nivel Latinoamérica, consideramos que hay oportunidades dentro de Chile, en los bonos de AES Andes, Colbún y Enel. También, en AEGEA Finance en Brasil y Ecopetrol en Colombia.

Para un inversor más agresivo, nos parece que Petróleos Mexicanos (PEMEX), Petrobras e YPF podrían ser buenas apuestas, siempre siguiendo de cerca la política de cada país -que con los recientes y próximos periodos electorales va a estar movida- y monitoreando también el precio del petróleo.

Con respecto a Brasil, por ejemplo, no consideramos que los recientes eventos políticos puedan afectar la calidad crediticia de las compañías, pero aun así la volatilidad en los activos aparece.

A nivel local, la inversión pública y privada están poniendo de manifiesto la importancia del desarrollo de los recursos energéticos. Los niveles de producción récord de petróleo y gas, los avances en el estatus de todos los proyectos de infraestructura del sector energético y las licitaciones de largo plazo adjudicadas en el plan Gas.AR parecen demostrar que todos los argentinos estamos de acuerdo con el desarrollo de esta industria estratégica, tan importante para el futuro del país.

Creemos que todos estos avances son muy positivos para empresas como YPF, Pampa Energía, Capex, Compañía General de Combustibles (CGC) y Transportadora de Gas del Sur (TGS), entre otras.

Hasta ahora los indicadores de la industria son muy buenos, y estimamos que durante 2023 continuarán siendo así.

En este sentido, los bonos corporativos son una interesante manera de dolarizar cartera y hacerlo de manera cautelosa, ante el crecimiento del sector, mientras que las acciones de estas empresas podrían ser una forma más agresiva, o para otro tipo de perfil dispuesto a correr riesgos.

Estratega de deuda corporativa de Adcap Grupo Financiero

Dejá tu comentario