Cómo funcionan los test de antígeno caseros, la estrategia que podría acabar con los aislamientos

Opiniones

Los científicos de la Universidad de Oxford han recomendado pruebas diarias para los estudiantes que entran en contacto con casos de Covid en las escuelas secundarias y universidades después de descubrir que previene la propagación de la infección tanto como enviar burbujas enteras a casa para aislarlas.

Los hisopados de autocomprobación de antígenos en escuelas y lugares de trabajo podrían acabar con los aislamientos para personas que han estado en contacto con personas infectadas.

Los científicos de la Universidad de Oxford han recomendado pruebas diarias para los estudiantes que entran en contacto con casos de Covid-19 en las escuelas secundarias y universidades después de descubrir que previene la propagación de la infección tanto como enviar burbujas enteras a casa para aislarlas.

Los investigadores de la Universidad de Oxford compararon los dos enfoques en 201 escuelas y colegios entre abril y junio de este año. Las pruebas diarias con dispositivos de flujo lateral (hisopado) parecieron reducir marginalmente las infecciones sintomáticas en las escuelas, y tuvieron un mayor impacto en la educación perdida, reduciendo el número de ausencias en un estimado de 20% a 39%.

Los resultados del ensayo, encargado por el gobierno, sugieren que cambiar a hisopados diarios en lugar de enviar a los contactos de los casos de Covid a casa para que se autoaislen durante 10 días puede ayudar a mantener a los estudiantes en la escuela después del verano sin exacerbar la propagación del virus. .

"En el entorno escolar, funciona, es seguro y eso da consuelo a las personas que quieren hacer ejercicio si hay una manera más fácil de controlar la transmisión que tenerlos aislamientos y estas ondas bastante disruptivas de controlar la enfermedad", dijo el Prof. Tim Peto, investigador principal del ensayo. .

La Dra. Bernadette Young, profesora clínica de enfermedades infecciosas en Oxford, dijo que el ensayo mostró que las pruebas de flujo lateral eran "una parte importante de la caja de herramientas" para las escuelas y universidades.

Más de un millón de niños faltaron a la escuela por razones relacionadas con Covid la semana pasada, según las cifras publicadas por el Departamento de Educación, y las escuelas secundarias son las más afectadas por las infecciones y las ausencias. Se espera que los alumnos de secundaria realicen pruebas de hisopado dos veces por semana durante al menos un mes cuando regresen después de las vacaciones de verano, y dos pruebas presenciales antes del inicio del curso.

El ensayo de Oxford asignó al azar a las escuelas en dos grupos. Un grupo continuó con las pruebas masivas estándar y el aislamiento de contactos cercanos de casos positivos. El otro invitó a los contactos a la escuela para realizar pruebas de flujo lateral supervisadas durante los siguientes siete días: los que dieron negativo pudieron reincorporarse a sus clases.

Los investigadores se basaron en pruebas de PCR estándar de oro para verificar los contactos en ambos grupos en busca de infección por Covid. Estos revelaron tasas de infección similares del 1,6% en el grupo que realizó las pruebas estándar y el aislamiento y del 1,5% en el grupo de pruebas diarias.

El Dr. David Eyre, clínico de enfermedades infecciosas del Big Data Institute de Oxford, dijo: “Es importante recordar que estas pruebas no tienen que ser perfectas, no tienen que detectar todas las infecciones, pero si pueden detectar infecciones que se transmitirán a otras personas y contraerán suficientes de ellas, entonces es cuando pueden ser efectivas ".

Jonathan Ball, profesor de virología molecular en la Universidad de Nottingham, dijo que el estudio muestra cómo las pruebas diarias en lugar del aislamiento de los contactos son efectivas para prevenir la propagación del virus. “Fundamentalmente, también destaca la interrupción innecesaria que las reglas de aislamiento han tenido en innumerables niños.

“El aislamiento de contactos es un arma importante en el control de infecciones, pero también es tosco. Las pruebas rápidas evitan el aislamiento innecesario y deberían usarse más ampliamente”, agregó.

En medio de la explosión de casos que significa la irrupción de la cepa Delta en el Reino Unido, este estudio parece abrir una nueva estrategia para el control de la pandemia con un menor impacto socioeconómico.

Hasta ahora, los aislamientos de los trabajadores han impactado fuertemente en las empresas las que se vieron privadas de contar con el personal suficiente, para su cadena de suministros y producción.

En todo el país, comercios, supermercados y transportes, sufren de la escasez de trabajadores lo que les dificulta la reposición y entrega de productos, también algunas fábricas también están luchando por mantener la producción.

Los gobiernos saben, que mayores restricciones ponen en riesgo la supervivencia económica de muchos sectores.

Por eso, este estudio de la Universidad de Oxford, cobra relevancia dado que podrá extenderse a los lugares de trabajo, buscando de esta manera evitar un elevado ausentismo por aislamiento.

Es también claro que hasta que no haya una inmunidad de rebaño, lo único que nos queda es convivir con el virus

Volviendo a lo que se está haciendo en las escuelas británicas, cada 15 días los alumnos ingleses reciben una caja que contiene 7 test de “autocomprobación”, que a partir de un hisopado nasal poco invasivo, debe efectuarse en sus casas. Sin intervención de profesionales sanitarios, y dos veces por semana, las pruebas pueden pedirse online al NHS, son gratuitas y con envío a domicilio, con la sugerencia que los niños se hagan chequeos preferentemente domingos y miércoles.

Esta sistemática, permitió bajar el 4% de los casos y se interpreta que ello se debió a la detección temprana de contagios.

Por el contrario el estudio de Oxford encontró que el 98,4 por ciento de los niños que fueron enviados a casa durante 10 días nunca desarrollaron COVID, con la consiguiente pérdida inútil de días de clase.

En conclusión, el estudio mostró que la utilización de pruebas periódicas podrían evitar la “interrupción innecesaria” de la actividad.

De la misma manera, el testeo periódico de los trabajadores en las empresas, podría tener el mismo efecto beneficioso que en los estudiantes evitando así los aislamientos innecesarios, con impacto directo en la baja del ausentismo laboral y su consecuente ventaja socioeconómica.

Asesor y especialista en riesgos del trabajo

Dejá tu comentario