La escuela ante el desafío de la cuarentena

Opiniones

La situación desatada por la pandemia del coronavirus es una oportunidad para la transformación educativa.

Desde hace muchos años la idea el cambio se ha vuelto omnipresente en todos los ámbitos educativos. La pregunta acerca de cómo preparar a los jóvenes para una realidad que cambia de manera cada vez más veloz atraviesa la cotidianeidad de las escuelas. Sin duda, este periodo de aislamiento social resignifica esta pregunta.

En la Escuela ORT tenemos la convicción de que los cambios que requiere la educación sólo son posibles con el protagonismo de los estudiantes, quienes cuanto más participan del diseño de sus trayectos educativos más aprenden. Los alumnos y alumnas pueden elegir entre 10 especializaciones, participar de actividades, certámenes y proyectos de acuerdo a sus múltiples intereses y promover experiencia de aprendizaje. Por eso, ante la interrupción de las clases presenciales se decidió sostener, no sólo las propuestas desarrolladas en el Campus Virtual ORT para las distintas asignaturas o las clases en vivo para promover el encuentro sincrónico, sino todos aquellos proyectos que responden a las inquietudes de los estudiantes y que son centrales en el modelo educativo de la institución

Un ejemplo significativo es el proyecto +Sinergia del que participan activamente los casi 1000 alumnos de 5° año. El objetivo primordial es promover de manera genuina el desarrollo de proyectos, con la participación de estudiantes de distintas especializaciones y la construcción de competencias asociadas a las nuevas formas de producir, emprender y construir conocimiento. Muchos de estos proyectos luego se convierten en emprendimientos que los estudiantes desarrollan al egresar.

Para dar continuidad a esta propuesta de modo virtual , se desarrollan Webinars de emprendorismo a cargo del Director del Espacio de Innovación ORT Mateo Salvatto ,con el objetivo de estimular la cultura emprendedora, workshops virtuales de metodologías ágiles para promover el desarrollo de habilidades que requieren los nuevos ambientes de innovación, clases a cargo de alumnos para incentivar una herramienta potente como es el aprendizaje entre pares y conferencias abiertas en las cuales los alumnos de Mecatrónica y Diseño industrial aprenderán a hacer planes de negocios con la guía de docentes de Gestión de las Organizaciones y Profesores de Medios de Comunicación enseñaran a generar podcast a los estudiantes de Humanidades y Química, entre otras propuestas

Asimismo, se implementa un programa de desafíos de resolución de problemas en equipos interorientaciones denominado Challenge & Help, donde expertos de diversos ámbitos académicos y profesionales alternan el planteo de problemas y la dosificación de ayuda e información mediante charlas en el momento que el equipo lo requiere de manera que los estudiantes se aproximen cada vez más a una solución, fortaleciendo en este ejercicio el aprendizaje colaborativo y la autonomía.

Estos proyectos generan las condiciones para la formación de nuevas competencias y habilidades tales como el liderazgo, la empatía, el trabajo en equipo, la creatividad y el pensamiento crítico, todas facultades humanas que se enseñan y aprenden.

Todas estas propuestas comenzaran de modo virtual y se retomaran luego en espacios presenciales. Zigmunt Bauman, el gran pensador de la modernidad, afirmaba que todos vivimos a la vez en un mundo On-Line al que se suele llamar virtual y uno Off-Line, al que se denomina real pero que esta distinción no da cuenta de la complejidad de relaciones intersubjetivas en la modernidad. Los adolescentes surfean entre ambos mundos de manera casi imperceptibles y es una responsabilidad de la escuela navegar junto a ellos y convertir los espacios que habitan en ámbitos significativos de aprendizaje.

Este arranque disruptivo del ciclo lectivo es una oportunidad para reflexionar sobre nuestras prácticas como educadores y generar propuestas no sólo para desarrollar durante el aislamiento sino para experimentar y diseñar nuevas estrategias de enseñanza que perduren en el tiempo. Las tecnologías de la información y la comunicación permiten que, a través de un dispositivo científicos, investigadores, académicos y referentes profesionales puedan a la distancia participar de una clase, que estudiantes de distintos lugares del país aprendan juntos y compartan experiencias y estas experiencias que diversas escuelas vienen desarrollando deben potenciarse.

Si entendemos esta coyuntura como oportunidad, las escuelas reabrirán sus puertas renovadas y preparadas para afrontar los desafíos a los que se enfrenta la sociedad en los albores del siglo XXI. Tenemos bases sólidas para hacerlo. Cientos de miles de profesores y profesoras, muchas veces pocos reconocidos en su tarea, con esfuerzo, compromiso, pasión y profesionalismo, están construyendo desde sus hogares experiencias que seguramente cambiarán el futuro de la educación.

Coordinador Educativo ORT Argentina

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario