Creación de comunidades que nacen en Internet

Opiniones

Las claves que les queremos compartir aplican a cualquier startup que esté explorando cómo motivar a un grupo de personas para que participen activamente en su propuesta y sean promotores de la misma.

Hace 21 años creamos una comunidad virtual que se consolidó en el mundo real. Gente que ingresó hace menos de un mes y otra que forma parte hace algo más de veinte años son los que mantienen la comunidad en constante innovación y movimiento.

Las claves que les queremos compartir aplican a cualquier startup que esté explorando cómo motivar a un grupo de personas para que participen activamente en su propuesta y sean promotores de la misma.

Co-creación. Invitamos a los participantes a diseñar el sitio y el servicio. Desde los inicios realizamos reuniones presenciales en donde los participantes comentan, opinan y sugieren funcionalidades. Inclusive una vez por año hacemos “La lista de Navidad” en donde incentivamos a las personas que integran el sitio a enviarnos pedidos de cómo les gustaría ver la información o qué funcionalidades les interesaría tener disponibles en el portal.

Este tipo de campañas nos permitieron descubrir e implementar muchas de las funciones que hoy están operativas. Adicionalmente las tecnologías digitales e internet nos facilitan la personalización. Cuando una funcionalidad nos parece ingeniosa y útil pero no definimos implementarla para todos por default, lo agregamos como una opción de configuración, y así quien la propuso y quienes la vean útil puede habilitarla.

La funcionalidad más importante que tenemos disponible es la sección de Salidas Grupales. Esta surgió en el 2003 cuando se organizó el primer encuentro presencial que fue convocado informalmente en los foros del sitio.

Libertad para crear. Hacemos disponible herramientas o metodologías para que los participantes creen propuestas en el marco del proyecto o plataforma. Dentro de Encontrarse.com la gente dispone de herramientas para crear propuestas. En el 2005 se nos acercó Mabel y nos preguntó si podía hacer un grupo de teatro dentro de la comunidad, y la respuesta fue afirmativa y , por eso, hubo 10 años de excelentes puestas en escena con presentaciones a sala completa en el Teatro Margarita Xiru.

Después surgieron pedidos para armar grupos de ayuda solidaria que tuvieron nuestro apoyo generando funcionalidades especiales para que la gente pueda sumarse. El resultado es que hoy se apadrinan cuatro escuelas rurales y dos hogares de transito. Otro caso, sucedió cuando alguien pidió que se hiciera un “Comité de Inducción, Recepción y Bienvenida para los nuevos participantes”, y hoy es una acción institucionalizada con formato mensual para recibir a los que se suman a la comunidad.

Estas son algunas de las muchas ideas que mentes inquietas y con valores coincidentes a los nuestros encontraron permeabilidad y apoyo. Así se generó muchísima riqueza y diversidad de propuestas.

Anfitriones de carne y hueso. Recibimos personalmente a los nuevos participantes. Cuando uno llega a un lugar, sea este virtual o presencial, ser recibido hace una diferencia sustancial. Como evolución de lo que veíamos que sucedía naturalmente, gente que recibía a los nuevos participantes, les respondía sus dudas y los incentivaba a sumarse, decidimos sistematizarlo. Esto es, facilitamos y potenciamos la actividad de quienes se ofrecen a recibir a los recién llegados.

A su vez, estos anfitriones cuentan con algunos beneficios, como aparecer destacados, tener alguna funcionalidad adicional y recibir nuestro agradecimiento por la tarea, a la vez, que el agradecimiento de las nuevas personas que, sin lugar a duda, valoran no solo ser recibidos por los responsables del sitio, sino por personas que podrán también conocer en un encuentro presencial.

Escucha activa y participación. Nos propusimos desde los inicios estar presentes y ser parte. Esto es muy valorado por la comunidad y es un argumento de los participantes para invitar a otros. Todas las semanas nos juntamos, ya sea en reuniones grupales o individuales con participantes del sitio, compartimos actividades, cenas, salidas, escuchamos, disfrutamos, y abrazamos. Disfrutamos siendo parte activa de Encontrarse.

En base a la cocreación de funcionalidades, a promover y dejar hacer, a incentivar a anfitriones de carne y hueso, y a la escucha activa; es que el proyecto deja de ser solo de los creadores, y se convive con el cambio constante que -sin duda- deviene en el involucramiento y crecimiento de la comunidad.

(*) Data Specialist y cofundador de Encontrarse.com

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario