Reforma al Bono Social (España) y rol de las empresas energéticas

Opiniones

En España, alrededor de 4,6 millones de personas viven en condiciones de Pobreza Energética. Los tarifazos, los bajos salarios y la pésima infraestructura de algunos hogares son las causas más frecuentes de este flagelo. ¿Se puede aplicar en Argentina?

Del 17 al 23 de febrero -y en conmemoración a las extraordinarias oleadas de frío que recorrieron el continente durante el duro invierno de 1956- se celebró en España la Semana Europea de lucha contra la Pobreza Energética. El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer dicho flagelo y buscar alternativas conjuntas para su solución, desde que el empobrecimiento energético sigue siendo en Europa un problema que afecta a miles de personas. En este marco, compartimos desde el Observatorio OETEC algunas reflexiones e interrogantes a propósito de la reforma española del Bono (Tarifa) Social Eléctrico de 2018. ¿Quiénes asumen, en España, el costo de este bono? ¿Podría hacerse lo mismo en la Argentina? Interrogantes que dejamos abiertos de cara al debate por energía, tarifas y derechos humanos ya en marcha en nuestro país.

Pobreza Energética en España y Bono Social

En España, alrededor de 4,6 millones de personas viven en condiciones de Pobreza Energética. Los tarifazos, los bajos salarios y la pésima infraestructura de algunos hogares son las causas más frecuentes de este flagelo.

Ante ello, miles de familias deben acceder al Bono (Tarifas) Social que otorga un descuento que va del 25% al 40% en la factura de la luz -según el grado de vulnerabilidad familiar- para poder transitar mejor el invierno. Luego de algunas reformas efectuadas en 2018 a partir del Real Decreto Ley 15/2018, se mejoraron las condiciones de acceso al mismo pero todavía resta volverlo aún más accesible.

Así opina el director de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) de España y especialista en energía, cambio climático y pobreza energética, Juan Luis López, en recientes declaraciones a la prensa. El Bono Social "es un trámite muy complicado y no todo el mundo está preparado para hacerlo". Lo ideal sería que "lo otorgue el Gobierno de forma automática" y que exista un "bono social único que agrupe a toda la energía, no solo la eléctrica".

Reforma al Bono Social y rol de las empresas energéticas

Pese a ello, López rescata algunas modificaciones. Mientras que el bono social anterior sólo tenía en cuenta la condición de paro (desocupación) ahora considera también el nivel de ingresos. "Puede darse el caso de que una persona, pese a estar trabajando, viva en condiciones de vulnerabilidad por un bajo salario", señala.

Y agrega: "Ahora se establecen criterios más específicos: número de personas en el hogar y si hay menores. Pero ya no se da directamente a las familias numerosas porque, de hecho, son los hogares monoparentales los que suelen ser vulnerables. También se establecen unas cuantías mínimas de renta en los pensionistas porque antes se les daba directamente a los viudos y no tienen por qué ser todos vulnerables".

oetec 1.jpg
Fuente: OETEC en base a datos de las propias empresas (Balances, Memorias, Estados Financieros y Reseñas Informativas correspondientes a los ejercicios 2017 y 2018). Para el año 2017 se utilizaron los balances de ese mismo año y el pasaje a dólares se hizo en función de la cotización oficial, minorista y tipo vendedor promedio. Para el 2018 se utilizó el balance de igual año y su traducción a dólares se hizo con la cotización al 28 de diciembre de 2018. * DESA = EDEN, EDES, EDEA y EDELAP.

Fuente: OETEC en base a datos de las propias empresas (Balances, Memorias, Estados Financieros y Reseñas Informativas correspondientes a los ejercicios 2017 y 2018). Para el año 2017 se utilizaron los balances de ese mismo año y el pasaje a dólares se hizo en función de la cotización oficial, minorista y tipo vendedor promedio. Para el 2018 se utilizó el balance de igual año y su traducción a dólares se hizo con la cotización al 28 de diciembre de 2018. * DESA = EDEN, EDES, EDEA y EDELAP.

Sin embargo, lo más novedoso es que a partir de la reforma de 2018, son las grandes empresas comercializadoras de la electricidad -y no el Estado a través de sus presupuestos generales- las que deben asumir los costos del Bono Social en base a su cuota de mercado. Algo similar ocurre en Portugal, donde son las generadoras las que se encargan de asumir dichos gastos. ¿Se imagina el lector o la lectora si sucediera lo mismo en Argentina? Esto es, que sean las empresas quienes hagan frente (por lo menos en parte) a los costos de una Tarifa Social destinada a los sectores más vulnerables.

Conclusión

El caso de la reforma al Bono (Tarifas) Social española marca un punto interesante en la división de responsabilidades respecto de la situación de Pobreza Energética. Es decir, no sólo es el Estado quien puede asumir mediante subsidios y presupuestos parte de los costos de la energía sino también las empresas que son, en definitiva, las que más se han beneficiado económicamente de los fuertes aumentos de tarifas.

¿Por qué no pensar un esquema similar de tarifas para la Argentina y su inédito ascenso de la pobreza energética luego gracias a la gestión macrista? ¿Por qué siempre e indefectiblemente tiene que ser el Estado quien cubra los baches? O mejor dicho, ¿por qué el Estado (que somos todos y todas) debe seguir blindando las ganancias de las empresas? ¿Por qué éstas no pueden asumir, con parte de las exorbitantes ganancias que obtuvieron durante los últimos 4 años, los costos de una Tarifa Social novedosa y diferente?

(*) Directora General del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario