Política social, federalismo y género

Opiniones

Las políticas sociales del siglo XXI requieren indefectiblemente de lógica federal y perspectiva de género.

Las políticas sociales del siglo XXI requieren indefectiblemente de lógica federal y perspectiva de género. Por eso desde el Ministerio de Desarrollo Social promovemos permanentemente los espacios de diálogo con las y los protagonistas en el territorio, un intercambio que consideramos determinante para conocer de primera mano las necesidades, potenciar los programas que llevamos adelante y definir prioridades.

Con ese criterio son indispensables los encuentros como el que organizó la Red Federal de Concejalas FAM y la Red de Intendentas FAM, un conversatorio en el que ratifiqué el compromiso político del presidente Alberto Fernández y del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, a favor de un Estado garante de derechos.

El vínculo entre justicia social, feminismos y territorios representa uno de los desafíos centrales para las políticas sociales de nuestro Gobierno, aún en el difícil contexto que nos plantea la pandemia de Covid-19.

Justamente esta problemática inédita se sumó a las ya complejas condiciones que viven los sectores populares, especialmente nuestras mujeres más pobres, y nos obligó a repensar la lógica de gestión. El Ministerio que encontramos en diciembre de 2019 ya era un ministerio que estaba debilitado institucionalmente. Es importante destacarlo para comprender cómo nuestras prioridades mutaron a partir de la pandemia: de las ideas iniciales sobre inclusión socioproductivas y fortalecimiento comunitario, tenemos que pasar a volcar recursos y a enfocarnos centralmente en políticas de asistencia alimentaria.

Pero insistimos: más allá de esta coyuntura que hoy atravesamos, estamos convencidos de que la política social y el Estado deben tener como prioridad la protección y la ampliación de derechos. En clave feminista, tenemos la obligación de reconocer esos derechos, visibilizar a las mujeres, y pensar cómo toda la política social y cada uno de los programas que venimos implementando desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, cruzan con esta perspectiva de género y con esa política de visibilización de derechos.

Con las intendentas y concejalas coincidimos en la necesidad de potenciar una perspectiva que comprenda a las mujeres como sujetos de derechos y no sólo como prestadoras o, peor aún, como beneficiarias de los programas sociales.

Las oportunidades de ir construyendo la política social territorialmente deben ser un norte y un desafío también en términos de la gestión de las políticas públicas. En ese sentido, los municipios, las organizaciones, los movimientos sociales son nuestra red en el territorio y, en esa red, tenemos el desafío de interpelarnos.

Lo que nos dejó este último conversatorio es la certeza de que compartimos con las referentes de todo el país una línea de trabajo y prioridades en común en la que pensamos en conjunto qué proyectos, qué iniciativas, qué capacitaciones, qué instancias de articulación y de discusión proponer en el territorio. Ahí está el desafío y también nuestro compromiso.

Secretaria de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario