Se destruye la soja: ¿llegó el final de fiesta?

Opiniones

La soja sufrió en la semana la peor caída diaria en 50 años y acumula un dramático descenso del 15% desde mayo.

La soja sufrió en la semana la peor caída diaria en 50 años y acumula un dramático descenso del 15% desde mayo. ¿Se le termina la fiesta al gobierno?

El famoso poroto vivió días agitados luego de los comentarios del miércoles pasado por parte de la Reserva Federal. Se anunció que elevaría la tasa de interés de referencia en 2023. ¿Qué esperaba el consenso del mercado? Se sorprendieron, ya que esperaban que dicha suba se materializara recién en 2024. Esta reacción aceleró la caída que venía teniendo:

Precio de la soja por tonelada

Precio de la soja.jpg

Desde el 2020, la soja no ha parado de subir por la debilidad del dólar debido a la terrible liquidez que inyectaron los grandes bancos centrales del mundo en la era post covid. Estos rendimientos no hicieron más que mejorar las exportaciones de Argentina y el Banco Central pudo aprovecharlo, recuperando reservas y controlando el tipo de cambio.

Esta semana el dólar en el mundo (medido por el DXY) se fortaleció casi un 2% y la soja sufrió una caída récord.

Otros factores

La mejora climática en los Estados Unidos tampoco ayuda al precio. Se pronostica que va a ser húmedo, cálido, con lluvias y temperatura bajas, lo que permite desarrollar más cultivos. Este aumento en la oferta impone presiones bajistas sobre el precio.

Argentina: ¿se acaba la fiesta y la tranquilidad del dólar?

La caída en el precio de la soja genera severas consecuencias para el país, tales como una caída en el valor total de las exportaciones o menor ingreso de divisas. Esto resulta muy doloroso teniendo en cuenta el contexto fiscal sumamente frágil. Y como si esto fuera poco, la situación se puede agravar en caso de que empeore el frente cambiario.ca

Circulo Grafico Boggiano.jpg

El Banco Central va a tener menos municiones (dólares) en su afán de controlar el tipo de cambio como lo venía haciendo. Últimamente, aprovechando el boom de liquidación que hubo y con los dólares que obtenía de los exportadores, el BCRA intervenía en el valor del dólar contado con liquidación y MEP. De esa manera, se aseguraba que el billete no tomara impulso alcista debido a sus mágicas intervenciones en el mercado de bonos.

Esta nafta que le permitía controlar la situación cambiaria sin que la brecha se disparara podría terminar. Al entrar menos dólares, el BCRA pierde poder en la intervención de la cotización, permitiendo que se rompa el equilibrio cambiario. Si se genera suficiente demanda, el precio de los dólares alternativos podría dispararse, de tal manera que también se amplíe la brecha con el oficial.

Como sabemos, un aumento en la brecha no genera buenas expectativas en los exportadores, ya que tienen menores incentivos para liquidar. Esto podría generar aún más demoras en la liquidación, haciendo que el círculo vicioso de menores ingresos de dólares se amplíe. Posible dinamita para el país.

Se espera que las exportaciones del sector agroindustrial se reduzcan en U$S 1.700M respecto del mes anterior, según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario. Y la soja se destaca como el principal producto de exportación, aportando más de la mitad del total.

Conclusión

Argentina es un país lleno de enfermedades. Los dólares de la soja no son más que un aliciente que puede calmar momentáneamente los síntomas y esta caída no ayuda. Pero para curarnos necesitamos hacer cambios radicales, no alcanza con parches. Y pareciera que los políticos solo saben hacer remiendos.

Para terminar, les quiero dejar algo que les puede ser de mucha utilidad. Preparé un informe especial con 5 acciones de empresas relacionadas con el litio que cotizan en la bolsa de EEUU.

Dejá tu comentario