Política

Pando se arrepiente

Cecilia Pando, luego de los exabruptos del miércoles en la lectura de una sentencia a ex militares, se dijo arrepentida. Fue en un diálogo por radio "América".

PERIODISTA: ¿Cómo explica su reacción de ayer usted?

Cecilia Pando: Bueno, la verdad que fue un momento muy tenso, yo reconozco que le grité al secretario de Derechos Humanos que lo señalaba y le decía: «Yo me voy a encargar de vos y te voy a llevar a juicio porque vos en la década del 70 en tu revista 'Militante' hacías apología del delito e incentivabas los actos terroristas», lo señalaba a él y me señalaba yo cuando decía: «Yo te voy a llevar»; reconozco que lo puteé, lo reconozco ¿sí?, pero en ningún momento lo amenacé de muerte, eso que quede claro.

P.: ¿Hay una frase que dice: «Te voy a matar con mis manos»?

C.P.:
No.

P.: ¿Usted la dijo o no recuerda haberla dicho? Porque por ahí la dijo y no la recuerda.

C.P.: Sinceramente yo no dije eso, yo le dije: «Yo me voy a encargar de vos y te voy a llevar a juicio», eso se los puedo asegurar y lo mismo les dije a los jueces: «A ustedes también se los va a juzgar por lo que están haciendo», nada más; realmente fue un tema de tensión donde la gente del otro lado nos cantaba: «Donde vayan los iremos a buscar», donde las familias estaban realmente muy tensionadas, donde a nosotros no nos dejaban llevar a nuestras víctimas y del otro lado sí fue un clima la verdad que muy tensionante.

P.: Usted tiene la oportunidad ya un poquito más fría de volver a decirle algo vía este medio al secretario de Derechos Humanos, ¿le gustaría decirle algo desde aquí?

C.P.: Sí, que yo también voy a hacer lo imposible para que él sea juzgado por apología del delito y eso se lo vuelvo a repetir y que en ningún momento lo quise amenazar de muerte, sí llevarlo a la Justicia, que a eso me comprometí, que él va a ir a la Justicia por incentivar actos terroristas y haber estado con Gorriarán Merlo y haber formado el MST que después entró en La Tablada y asesinó al mayor Fernández Cutiero y a un montón de soldados; entonces si buscamos justicia, y yo se lo dije a él personalmente, ley pareja para todo el mundo, yo estuve hace un año con el secretario de Derechos Humanos; él me recibió en la Secretaría de Derechos Humanos donde tocamos ese tema.

P.: ¿No le pareció un exabrupto todo lo que sucedió?

C.P.: Sí, fue un exabrupto, lo reconozco; la verdad es que se juzgaban cuatro señores oficiales del ejército; había una amistad de por medio con ellos y con mi familia; nosotros los queremos y los apoyamos muchísimo a ellos.

P.: Es que nadie duda que usted los pueda querer o apoyar pero de ahí a tener una reacción semejante.

C.P.: Obviamente sí, es la indignación de venir sufriendo.

P.: ¿Usted cree que fue injusta la condena?

C.P.: Por supuesto que fue injusta; los abogados defensores rebatieron cada uno de los testigos que se presentaron y los denunciaron por falso testimonio, denunciaron a los fiscales y no se tuvo absolutamente nada en cuenta. Acá derechos humanos es sinónimo de plata.

P.: ¿Por qué dice eso?

C.P.:
Porque los de derechos humanos, usted fíjese los subsidios que salen para los familiares de los terroristas, las indemnizaciones que se les dan del Presupuesto nacional, lo que se les da a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, los planes de vivienda que ellas pueden gozar es un tema económico, los puestos en el gobierno, acá no se busca la verdad ni la justicia porque si se buscara la justicia serían juzgados de los dos lados, como dice la Constitución nacional; igualdad ante la ley, eso es lo que pedimos. 

P.: Yo creo que es exactamente esto, hay que juzgar a todos, hay que juzgar a los militares que cometieron delitos.

C.P.: Y a los terroristas.

P.: Y también a gente que pudo haber cometido actos terroristas, no hay que apañar a estos segundos.

C.P.: ¿Cómo, cómo?

P.: Que no hay que apañarlos, obviamente.

C.P.: Yo también digo... quieren juzgar a los militares, juzguen a los militares, pero con la ley en la mano sí, no con estas presiones que tienen los jueces, no con estos testigos que salen de la noche a la mañana, porque todos tenemos derecho a saber qué es lo pasó en aquella época para que no se vuelvan a repetir esos acontecimientos y sobre todo la gente que no lo vivió.

P.: ¿Duhalde puede llegar a presentar una demanda en contra suyo después de lo que pasó, tiene idea?

C.P.: No sé si ya la presentó, pero mi intención jamás fue amenazarlo como dicen, de muerte.

P.: Pero hay fotos suyas y se lo puede ver en televisión.

C.P.:
Pero porque yo me señalaba.

P.: Haciendo el signo así de degollamiento.

C.P.: No, yo ya estaba sacada en ese momento y me señalaba diciendo que yo personalmente y lo señalaba a él me iba a encargar de usted para que vaya a la Justicia, se pudo haber malinterpretado y si fue eso realmente yo pido disculpas, yo no tengo problema en reconocer mis errores, no soy como otros políticos que no reconocen nada y que no se arrepienten de nada de lo que hicieron, todos cometemos errores.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario