Los grandes socios de la canción

Placeres

Son una de las duplas creativas más exitosas de todos los tiempos. Sus canciones están en la cima del universo del pop rock y, aún hoy, conservan la fórmula exacta para perdurar en el tiempo a base de emociones. A 51 años de aquel rechazo con suerte, cuando la compañía que le dio la negativa a Elton John le recomendó unir fuerzas con Bernie Taupin -un chico que tenía muy buenas letras pero que no sabía cómo ponerles música-, se editó "Revamp: The Songs of Elton John and Bernie Taupin", un disco en el que diversos artistas de diferentes géneros y actualidades homenajean el universo personal de estos grandes socios de la canción.

El rulo de batería de Christopher Lloyd (un homónimo del actor que interpretó al Dr. Brown en "Volver al futuro") al final de la épica "Tiny Dancer" y el punto alto en los agudos de Florence Welch, junto a su banda The Machine, es una de las muestras más sólidas de un disco que, como siempre pasa, también tiene participaciones muy bajas como la versión edulcorada que realiza Ed Sheeran (uno de los músicos del momento) de "Candle in the wind" y las reiterativas "Don't go breaking my heart" (por W-Tip y Demi Lovato) y "Sorry seems to be the hardest Word" (Mary J. Blige).



Todo lo contrario sucede con "Someone saved my life tonight", en la que los Mumford & Sons se ponen al hombro, y se hacen propia, una de las mejores canciones de "Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy" -1975-, uno de los discos más perfectos de la dupla. Y es que en la elección de las canciones está quizá uno de los mejores trucos. De este mismo trabajo, Chris Martin recoge "We all fall in love sometimes", el tema de menor recepción popular -mejor popularizado por Jeff Buckley- y el más perfeccionado. El manojo de violines que agregan los Coldplay en el puente previo al estribillo logra la parte más sensible de un trabajo basado en las baladas y en la parte más pop -también se editó "Restoration" con versiones de artistas country como Willie Nelson y Chris Stapleton-.

Mención aparte para The Killers por su hermosa puesta de "Mona Lisas and Mad Hatters" (el mejor tema de los lados B de la dupla) y para Queens of the Stone Age, la banda de Josh Homme que logra crear la atmósfera ideal para "Goodbye Yellow Brick Road". Para el final, la versión de Lady Gaga de la melosa "Your song" sólo logra el cometido cuando la artista se permite ir hacia la parte más alta de su registro.



El disco homenaje a Elton John y Bernie Taupin es una buena forma de sentir un conjunto de canciones que marcaron, marcan y seguirán marcando el lado más emotivo de la canción.

Dejá tu comentario