Ahora Macri quiere que gobierno le rinda más dinero por el juego

Política

Al fin, el Gobierno porteño abrió la boca con respecto a las apuestas, cuyo producido sigue compartiendo con la Nación, a pesar del mandato constitucional que le otorga controlar todos los juegos de azar en la Capital Federal y que por un convenio sólo regentea Lotería Nacional.

Ayer concurrió a la Legislatura porteña el jefe de Gabinete de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, protagonista de la primera sesión especial para brindar informes sobre la gestión, al estilo del Congreso.

El funcionario, que se explayó sobre temas que él mismo había propuesto, dijo que el gobierno macrista envió una nota al Instituto del Juego porteño, para solicitarle que revea el convenio con Lotería y consiga mayor porcentaje de ganancias para la Capital Federal. Este diario pudo acceder a la mencionada nota que revela que, lejos de reclamar la autonomía y el dinero que le corresponde a la Ciudad, Macri, a cambio de un mayor porcentaje, dejará, como sus antecesores, que el juego siga siendo un ítem nacional.

La sesión especial comenzó con más de una hora de atraso y arrancó con la exposición del jefe de Gabinete, para lo cual el funcionario contó con una generosa hora.

Allí repitió anuncios y dio cifras sobre baches arreglados (11.600), escuelas reparadas y empleados censados (75.800), entre otros guarismos, con los cuales fustigó la gestión de Jorge Telerman aun sin mencionarlo. Sólo aludió a que la baja en la obra pública «se frenó ante la derrota electoral». Pero el jefe de los ministros macristas aseguró que no hay subejecución presupuestaria y de paso reclamó fuertemente a los legisladores por la sanción de las leyes referidas a tomar deuda, que, en conjunto -incluida la de un bono para el pago de deuda flotante-, suman unos $ 10.000 millones.

  • Expectativas

    También dijo que el Gobierno porteño tiene «muchas expectativas» por la ley que acotará la publicidad en la vía pública y que esperaba que «en agosto» estuviera sancionada la norma que crea la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, para comenzar «inmediatamente» a reclutar agentes.

    «No se preocupen que vamos bien. Si hay más dinero, se va a ejecutar más», les dijo R. Larreta a los legisladores y exhibió unos frisos que comparaban la inversión en el semestre con respecto a años anteriores. Reveló, además, que al censar a los empleados «hemos encontrado muchas inconsistencias pero queremos evaluar caso por caso» y mencionó que en los listados figuraban jubilados y también fallecidos.

    Como parte de la « modernización del Estado», el funcionario explicó que el Gobierno de la Ciudad está en un proceso de «despapelización», que por ahora promueve «el correo electrónico como medio de comunicación oficial, la digitalización del Boletín Oficial y la firma digital».

    Otro punto sobre el cual Macri ya recibió todo tipo de críticas es el de implementación de premios por producción a los ministros y funcionarios. «El decreto que establece este sistema aún no está reglamentado, pero actualmente hay 1.192 proyectos en marcha y mediante el tablero de control se podrá evaluar el cumplimiento», explicó el jefe de Gabinete.

    También aclaró que «por ahora no se piensa plantear la modificación de la Constitución, aunque todos saben lo que pensamos del número de miembros de las juntas comunales», deslizó.

    Cuando terminó la exposición, los diputados, por bloque, comenzaron a hacer preguntas. La tarea llevó tres horas, ya que cada legislador formulaba dos o tres preguntas sobre un tema y se sumaba más de un centenar. Ya entrada la noche, Rodríguez Larreta comenzaba a responder, teniendo la opción de eludir el momento y enviar explicaciones dentro de cinco días.

    El bloque kirchnerista, que preside Diego Kravetz (autor y promotor de la ley que llevará cada seis meses a Larreta al recinto), arrancó con el cuestionario. El primero en preguntar fue Juan Manuel Olmos, preocupado por conocer si la Ciudad podrá sostener un endeudamiento a cuatro años de $ 10.000 millones. Entre otros, la legisladora Gabriela Cerrutti tomó números que dio el funcionario sobre construcción de viviendas sociales y aseguró que de las 1.574, hay 1.284 (entre construidas y proyectadas) a cargo de Madres de Plaza de Mayo, e inquirió: «¿Por qué un gobierno ligado a empresarios de la construcción tiene como principal empresa constructora a Hebe de Bonafini?»

    Aníbal Ibarra y la radical K Ivanna Centanaro se explayaron en consultas sobre la renovación del contrato de las fotomultas, precios y modalidades.

    Por cierto, cada legislador de las distintas bancadas formuló sus dudas de modo tal que resultaban más un pedido de informes que una cuestión para saldar en la noche.
  • Dejá tu comentario