La política por Twitter y la pandemia más grave

Política

El Presidente, en una jornada complicada en varios ángulos además de la gravedad de la epidemia.

“Tratemos de que los contactos tengan que ver con producir el sustento diario y de dejar para más adelante los contactos para divertirnos, relajarnos y pasarla bien”, pidió el Presidente ayer al participar del lanzamiento de la línea argentina de producción de motocicletas Royal Enfield, en Campana, provincia de Buenos Aires. En ese territorio alarmado ayer por una protesta policial, Alberto Fernández también remarcó que “estamos en el medio de la pandemia, estamos peleándola día a día, y necesitamos de todo, de empresarios y trabajadores que se animen a producir sabiendo el contexto en el que trabajan, con cuidados para que los contagios no aumenten” y admitió que existe el anhelo de que “la economía se mueva”, pero también que “los argentinos no se enfermen”.

Le imprimió así, el Presidente, contundencia a un mensaje que logra perforar en el comportamiento colectivo o que no logra el impacto que la situación amerita, al menos en lo sanitario, de otro modo no se entiende que coincidan los ministros de Salud de la Provincia de Buenos Aires, de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires en la imposibilidad de utilizar un “botón rojo” para controlar la epidemia, que atraviesa su más dramático momento en el país.

La oportunidad de ofrecer créditos y alentar el impulso de la producción nacional, ocurrió en una jornada complicada para el Gobierno, con una protesta de la Policía Bonaerense que no pudo ser advertida; el escándalo provocado por la imposibilidad del ingreso de Lázaro Báez a su prisión domiciliara obturado por un grupo de jóvenes que no logró sortear la policía penitenciaria, más la presión de la oposición y el “gesto” de JxC de querer acercarle al Presidente una minuta de puntos de acuerdo, entre otros avatares que gravitan alrededor del Gobierno, todo con la gravedad de la pandemia que alarma en suba de contagios y muertes por covid- 19 y las consecuencias penosas en la economía.

El Presidente volvió, sutil quizá, a apuntar a las aperturas de actividades económicas en la Ciudad, con la polémica que desató la atención con mesas en bares y restaurantes, con invitación al contacto social y el consecuente aumento de movilidad pero, después de todo el propio Gobierno acordó esa medida con el jefe de Gobierno porteño, quien también coincide en la imposibilidad de retomar el camino de un aislamiento más cerrado, difícil claro de imponer tras tantos meses de una cuarentena cuyos resultados no son los más esperados.

En otro sentido, Alberto Fernández, replicó ayer a la oposición en su cuenta de Twitter, escribiendo: “Desde @juntoscambioar han convocado al “diálogo para retomar la sensatez política y la cordura institucional”. El diálogo no recurre a mentiras y descalificaciones que agravian a personas e instituciones y afectan la convivencia democrática. Sensatez y cordura. Decirlo y hacerlo”. Acompañó con un video de Elisa Carrió en una entrevista por TV en la que abunda en descalificativos, especialmente contra Cristina de Kirchner y apunta a la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti, como “soldado de Hitler”, fanática y otros improperios.

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio (JxC) difundió una carta abierta en la que ofreció abrir el “diálogo para retomar la sensatez política y la cordura”, con la condición de que exista “respeto institucional y reconocimiento político”, luego de la reunión semanal que encabezaron referentes de la alianza opositora. Mencionaron “que el oficialismo debería reconocer el derecho de propiedad contra las usurpaciones y las tomas de tierras” y anticiparon la presentación de una lista de sus “puntos de acuerdo” para el desarrollo del país.

“Estamos dispuestos a ofrecer puntos de acuerdo al Gobierno Nacional y a la sociedad toda, con la vocación de dialogar y consensuar un plan de desarrollo para la Argentina”, aseguraron desde JxC.

En el texto, titulado “Diálogo para retomar la sensatez política y la cordura institucional” los dirigentes dijeron estar “preocupados” por diferentes hechos “de gravedad” y citaron entre ellos el funcionamiento parlamentario, el traslado de jueces o la remoción del actual Procurador General de la Nación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario