Aníbal F. sobre INDEC: "Una mafia pretende amenazar a Kirchner"

Política

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, negó esta mañana la posibilidad de que se puedan manipular los índices económicos que difunde el INDEC y rechazó las "amenazas" de los empleados de ese organismo que adelantaron su decisión de difundir la cifra "real" de la inflación.

"A este Gobierno no lo aprietan ni las mafias ni las bandas de forajidos. ¿Qué es esto?, ¿una mafia, una banda de forajidos que le van a decir al presidente lo que tiene que hacer?, ¿una banda que pone en duda la honestidad del Presidente?", cuestionó Fernández.

En las últimas horas, los empleados del INDEC -que se oponen al relevo de una funcionaria de un área clave- anunciaron una protesta para el lunes próximo y amenazaron con difundir la cifra "real" de la inflación.

Es que, tras el alejamiento de la funcionaria del INDEC encargada de medir el Índice de Precios al Consumidor (IPC), se puso en duda la veracidad de las cifras que difunde el Gobierno.

Si bien la ministra de Economía, Felisa Miceli, dijo que el alejamiento de Graciela Bevacqua se trató de un cambio funcional, los trabajadores del organismo lo adjudicaron a la negativa de la funcionaria de modificar los datos para que las cifras finales sean acordes con las expectativas del Gobierno.
"El índice no es subjetivo. Por el contrario, es altamente objetivo. No hay tutía, lo que es, es", expresó el ministro en declaraciones radiales.

Según Fernández, "el Gobierno decidió un recambio de un funcionario de cuarta línea designada a dedo y no por concurso".

"Se está reemplazando a un funcionario puesto a dedo por otro que se entiende que puede cumplir las funciones de mejor manera, sin descalificar al otro funcionario", aclaró el ministro.

Asimismo, señaló que "en este Gobierno se han realizado muchísimos concursos y esto pone de manifiesto su honestidad".

En cuanto a los motivos que dieron los trabajadores respecto de este alejamiento, Fernández manifestó que le preocupa "que se diga que tras los cambios pierde credibilidad el organismo y también que se diga que el Gobierno manipula los datos".

"Los índices son lo que son y no se pueden discutir y no se permitiría a una banda, a una mafia que amenace a un Presidente de un Gobierno honesto", afirmó el ministro, al tiempo que aclaró que "este Gobierno es y ha sido durísimo con el que no tenga una actitud de honestidad".

"Como a este Gobierno no lo aprietan ni las mafias ni las bandas de forajidos va a expresar las cosas como tienen que ser", aseveró Fernández.

En ese sentido, aclaró que "el Gobierno respeta todas y cada una de las variables que se producen en la economía y si las quiere cambiar o modificar lo hace por el camino que corresponde: tomando medidas, políticas publicas para que esas medidas cambien y produzcan las modificaciones en la economía".

"Eso no significa que el Gobierno vaya a tocar un índice porque no necesita hacer eso", subrayó el ministro.

Fernández dijo molestarle "que una banda o una mafia intime al Presidente por su honestidad y que también ponga en letra de molde la amenaza formal hacia el Presidente y la duda sobre su honestidad".

"El índice se calcula de una sola forma y eso es lo que el Estado va a garantizar siempre y con un grado de honestidad elevadísimo, como pocos presidentes lo van a exhibir", concluyó Fernández.

Dejá tu comentario