ARBA: Girard advirtió a los contribuyentes que la actual moratoria "será la última"

Política

El titular del organismo solicitó que se cumplan con las obligaciones y adelantó que el organismo "va a intensificar las acciones de cobranza".

El director Ejecutivo de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Cristian Girard, advirtió este viernes que la actual moratoria lanzada por la Provincia de Buenos Aires como consecuencia de los efectos de la pandemia de coronavirus Covid-19 "será la última", en el marco de la presentación del Programa de Recuperación Productiva 2021 en la localidad de 25 de Mayo.

En ese marco, el directivo le solicitó a los contribuyentes que "cumplan" con sus obligaciones tributarias y adelantó que organismo recaudador "va a intensificar las acciones de cobranza" durante este año.

Girard apoyó sus palabras en las medidas aportadas por la administración bonaerense "para atender la situación excepcional generada por el neoliberalismo y la pandemia" y recordó que no se realizaron juicios por apremios, ni hubo una gestión agresiva de cobranza.

"Este año en que estamos vacunando, lo que marca el principio del fin de la pandemia. Pero es muy importante lograr la otra pata, que es la reactivación económica", enfatizó y añadió que el Estado aporta su capacidad y espera que el sector empresario acompañe "para que la economía finalmente tenga un año de crecimiento".

De ese modo, el ejecutivo expuso que "si la economía empieza a crecer y los ingresos a recuperarse, esta moratoria será un alivio para que las empresas tengan más capacidad financiera".

Planes de ARBA

De acuerdo al director, el primero de los planes se focalizará en los tributos patrimoniales y abarcará deudas devengadas o vencidas durante 2020 de los impuestos Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas, con el que 3 millones de contribuyentes podrán ponerse al día con el ente.

Para lograr este objetivo, ARBA ofrece la condonación de multas, intereses y recargos con quitas segmentadas, en función de la capacidad de pago del contribuyente, por lo cual recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados.

En tanto que el segundo de los planes de regularización apuntará a agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos y beneficiará a alrededor de 3.800 empresas, en su mayoría pymes.

A su vez, abarcará aquellas obligaciones de Ingresos Brutos y Sellos devengadas o vencidas al 31 de diciembre de 2020 e incluirá la condonación de multas, intereses y recargos, que estará segmentada según el tamaño del contribuyente (los mayores beneficios se destinarán a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Dejá tu comentario