Serio: Moyano precalienta el regreso de dos conflictos clave

Política

Claudio Moroni, se reunió en secreto con el hijo abogado del sindicalista para apaciguar crisis.

Los pasos en falso en dos negociaciones clave encendieron las alarmas en el gremio de Camioneros, a cargo de Hugo Moyano. El foco de atención del dirigente está en Mercado Libre, con un cruce de propuestas de acuerdo que terminó de empantanarse esta semana y una r eunión de urgencia, de carácter reservado, con Claudio Moroni, para evitar una escalada en el conflicto. Mientras que ayer se produjo la tercera audiencia de la paritaria con las cámaras empresarias del transporte de cargas sin avance alguno.

“No descartamos volver a las asambleas en Mercado Libre”, fue la lacónica respuesta ayer de Pablo Moyano, número dos del gremio, ante la consulta de este diario por la discusión que tiene en vilo al Gobierno y la CGT por sus implicancias en la relación con el empresariado y con el resto de las organizaciones sindicales. El debate de fondo pasa por el rol que tendrá Camioneros en la representación de los trabajadores de la logística y distribución de la principal compañía de comercio electrónico de la Argentina y con relevancia a nivel internacional.

La discusión, que tuvo su pico de tensión a mitad de mes cuando el gremio bloqueó cinco centros de distribución de la firma de Marcos Galperin para exigir el encuadramiento de los trabajadores del Centro de Almacenamiento ubicado en un predio del Mercado Central de Buenos Aires, se encaminó por las vías administrativas con una primera intervención de Moroni a la que Moyano le contestó con el levantamiento de la medida. Desde entonces los negociadores de ambas partes intercambiaron documentos para intentar un pacto de no agresión. Hasta la semana pasada había un principio rector de la discusión: Mercado Libre mantendría a sus trabajadores del centro de almacenamiento encuadrados en el convenio colectivo del gremio de Carga y Descarga, un instrumento que aprobó en tiempo récord el exministro de Producción y Trabajo de Cambiemos Dante Sica especialmente para la empresa y que Camioneros denunció por sus condiciones de flexibilización laboral, hasta tanto la Justicia se pronuncie sobre la cuestión de fondo. Y mientras tanto la firma se comprometía a involucrar al sindicato de Moyano en la ampliación planificada de sus actividades en varias provincias.

Esta semana la negociación entró en un punto crítico una vez que los abogados de Galperin, según los Moyano, devolvieron un borrador que omitía algunos puntos que se habían comprometido a respetar en conversaciones anteriores. Pablo Moyano hizo visible el malestar al difundir por redes un afiche en el que relacionaba a la compañía con “trabajo esclavo”. En la empresa minimizaron el conflicto y se limitaron a señalar que las tratativas estaban abiertas y encaminadas a un posible acuerdo, sin mayores novedades desde la semana pasada.

Sin embargo el lunes hubo una conversación entre Moroni y Hugo Antonio Moyano, uno de los hijos de Hugo y abogado laboralista del sindicato. El letrado anotició al funcionario del eventual agravamiento del conflicto y la reanudación de las medidas de protesta. El involucramiento del ministro da cuenta de la preocupación en el Gobierno por una disputa que puede agudizar la distancia entre Alberto Fernández y un sector del gran empresariado. De hecho el propio Presidente había advertido que no estaba de acuerdo con los bloqueos. A esa situación de tensión se sumó ayer el fracaso en la tercera audiencia de paritaria entre Camioneros y las dos cámaras empresarias del rubro, Fadeeac y Faetyl. Aunque fueron conversaciones informales por la aplicación Zoom, Pablo Moyano hizo saber que la pretensión del sindicato pasa por un aumento semestral de 25 %, y basó su reclamo en que el transporte de cargas en sus distintos rubros no sufrió la afectación de otras actividades como consecuencia de la cuarentena. Los empresarios respondieron con un rechazo tajante y expusieron que el aumento salarial para los choferes no debería superar la pauta de la paritaria de los bancarios, que cerró la semana pasada con un incremento anual del 26 %.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario