Campo de Mayo: condenaron a prisión perpetua a Bignone

Política

El exdictador Reynaldo Bignone, fue condenado nuevamente a la pena de prisión perpetua, al igual que otros cuatro ex jefes militares, por crímenes de lesa humanidad cometidos en el Centro Clandestino de Detención que funcionó en Campo de Mayo, entre ellos el secuestro y desaparición de siete mujeres embarazadas.

El Tribunal Oral Federal N° 1 de San Martín impuso la misma pena que a Bignone, al ex jefe del Comando de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros y a los ex represores Luis Sadi Pepa, Eduardo Corrado y Carlos Macedra.

Además, condenó a Carlos José Somoza a la pena de 25 años de prisión; a Hugo Castagno Monge y Julio San Román, a 20 años; a Eugenio Guarañabens Perelló, a 16 años; a Carlos del Señor Hidalgo Garzón, a 15 años; y a María Francisca Morillo, a 12.

El Tribunal, conformado por los jueces Héctor Sagretti, Daniel Cisnero y Daniel Petrone, difirió la lectura completa de la sentencia hasta el 14 de mayo próximo.

Bignone y los demás acusados fueron encontrados responsables por su participación en los delitos cometidos en perjuicio de 23 personas, entre ellas, siete mujeres embarazadas.

El juicio incluyó también la apropiación de Laura Catalina de Sanctis Ovando, nieta restituida en 2008, y nacida mientras su mamá, Myriam Ovando, se encontraba detenida ilegalmente.

En el hospital militar de Campo de Mayo funcionó una maternidad clandestina, en donde las prisioneras parturientas eran alojadas para dar a luz, tras lo cual eran separadas de sus hijos, que luego eran entregados a familias conocidas de los militares.

Esos hechos fueron conocidos a partir de las declaraciones de sobrevivientes y de enfermeras que atendieron a las víctimas en el área restringida.

A primera hora de este martes, diversos movimientos de derechos humanos, acompañados por agrupaciones políticas y sociales, se concentraron frente a los Tribunales de San Martín, ubicados Pueyrredón 3728, de esa localidad.

El juicio oral comenzó hace casi siete meses para atribuir responsabilidades por los delitos de lesa humanidad a Bignone, Riveros, Luis Sadí Pepa, Eugenio Guarañabens Perelló, Julio San Román, Hugo Miguel Castagno Monge, Eduardo Corrado, Carlos Macedra, Carlos Eduardo José Somoza, Carlos del Señor Garzón y María Francisca Morillo.

En tanto, a Osvaldo García, Director de la Escuela de Infantería dependiente del Comando de Institutos Militares y responsable de los delitos cometidos en el "Área 450", se le suspendió el proceso por razones de salud.

Del Señor Garzón y Morillo fueron acusados por la apropiación de Catalina, que recuperó su verdadera identidad en 2008, tras la búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Laura Catalina es hija de Raúl René de Sanctis y Miryam Ovando, quien fue secuestrada el 1 de abril de 1977 en la localidad bonaerense de Virreyes, cuando estaba embarazada de seis meses.

La mujer permaneció detenida ilegalmente en la localidad de Escobar, en un centro clandestino dependiente de Campo de Mayo, hasta que el 11 de agosto de 1977, nació Catalina en el Hospital Militar.

La niña fue apropiada por Carlos del Señor Garzón, ex oficial de inteligencia del Batallón 601, y su mujer, María Francisca Morillo, quienes la inscribieron como hija propia, hasta que en septiembre de 2008, recuperó su identidad.

En esta causa actuaron como querellantes la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Laura Catalina de Sanctis Ovando y Juliana García, representadas por los abogados Alan Iud, Mariano Gaitán y Florencia Sotelo, así como también la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos y otros particulares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario