Carrió y Kunkel volvieron al '76

Política

«Usted es una encubridora de asesinos!», fue el grito de Carlos Kunkel que cruzó la Sala I del anexo de la Cámara de Diputados. La destinataria era Elisa Carrió, quien al percibir el rencor y la ira con la que el ex subsecretario de la Presidencia se expresó, prefirió no responderle ante el resto de los legisladores.

La reunión de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia ya estaba llegando a su fin tras más de siete horas de debate cuando la líder del ARI le hizo una acotación por lo bajo al balestrinista Luis Cigogna, presidente de la Comisión de Justicia, cuando éste estaba criticando a los radicales de la época de Arturo Illia por la distribución de bienes para comprar votos, tratando de ensayar una defensa tardía de los DVD y electrodomésticos que el gobierno repartió para las elecciones de octubre pasado. Fue en ese momento cuando se produjo el exabrupto, en alusión al pasado de Carrió como fiscal de Justicia durante la última dictadura militar. La diputada ya había arremetido antes contra Kunkel al calificarlo de «comisario político de Kirchner».

La furia de Kunkel fue explicada más tarde en los pasillos del edificio por un cacique radical: «Lo que pasa es que Kunkel y Carlos 'Cuto' Moreno tenían un amigo montonero que fue fusilado en 1976 en la masacre de Margarita Belén, y por eso no le perdonan una a Lilita».

Cuando los legisladores se levantaron de sus sillas para firmar el dictamen, Carrió se acercó por detrás a Kunkel que todavía permanecía sentado y le dijo al oído: «Si querés hacé una presentación judicial acusándome ante la Justicia, pero tené cuidado de que no se te vuelva en contra. Vos no agravies porque no tenés idea de lo que pasó en Chaco. Yo tenía 18 años y en mi casa mis padres escondían a militantes perseguidos.
Entre otros, a Adam Pedrini. El novio de mi mejor amiga fue asesinado en Margarita Belén. Y yo fui denunciante de esa masacre junto a Horacio Verbitsky». Acto seguido, le dio una palmadita fraternal en el hombro y se fue.

• Alianza residual

En esa época, Kunkel era diputado por la Juventud Peronista y Moreno integraba también las alas más combativas del peronismo revolucionario.

Sobre los dirigentes opositores que se unieron para rechazar la reforma al Consejo de la Magistratura dijo que integran una
«la Alianza residual», algo que resulta un escarnio de los tantos funcionarios del actual gobierno que lo fueron también de la Alianza UCR-Frepaso. «Fue una foto de la Argentina del fracaso», enfatizó Kirchner, quien además dijo que a los opositores «por algo no los votaron para gobernar». A esos dirigentes, dijo, la gente «no los vota hace mucho».

Dejá tu comentario