Larreta, cauto en festejo seguirá con restricciones propias para escuelas

Política

Gobierno porteño no extendió algarabía por fallo de la Corte que le avala presencialidad en las aulas. Mejor en interna y moderado con Gobierno Nacional.

Horacio Rodriguez Larreta activó ayer, al conocer el fallo a su favor de la Corte Suprema, un festejo sobrio, o por lo menos que no se note. Después de todos, algunas de las interpretaciones que se escucharon en Juntos por el Cambio sobre la decisión de los supremos, le devolvía un premio, a medias. En definitiva, consideraban, el Gobierno nacional, no lo perdió todo, de acuerdo al fallo, ya que podría disponer medidas sobre la educación en la Ciudad, si las fundamenta con consistencia. El Gobierno de la Ciudad dio precisiones informales sobre la resolución de los jueces en una jornada que encontró al jefe de Gobierno porteño con la decisión de no llegar a un enfrentamiento mayor con la Casa Rosada, en el año electoral. Hubo algunas muestras sutiles en ese sentido, inclusive de Patricia Bullrich, quien ayer no se mostró tan dura en críticas a Larreta.

Como sea, en la Ciudad de Buenos Aires, las clases seguirán con la modalidad que impuso la administración porteña hasta ahora. Eso incluye que, como lo anunció el viernes el jefe de Gobierno, la escuela secundaria funcionará con sistema bimodal, es decir, alternando clases presenciales con la enseñanza a distancia. Del mismo modo, los niveles para terciarios y formación profesional de adultos continuarán con la modalidad virtual, intentando así disminuir la circulación del virus y el uso del transporte público con la misma finalidad.

"Las clases siguen con la misma modalidad, ya que las medidas que se tomaron el viernes obedecen a criterios estrictamente sanitarios para colaborar en reducir lo máximo posible la circulación, y así lo vamos a sostener por estos 15/21 días", explicaron desde la Ciudad. En ese gabinete, también hubo en su momento distintas miradas. Inclusive, el más escuchado de los ministros en estos temas, Fernán Quirós, apuntó al cierre de actividades comerciales, para sostener la presencialidad en las aulas, una opción que, por la economía, Larreta trata de no implementar más de lo imprescindible.

"Somos cautos y consideramos importante la celeridad en el proceso judicial para darle certezas a las familias ante tanta angustia", opinaron en el Gobierno porteño y aseguraron que la voluntad de de "seguir trabajando coordinada y conjuntamente con el gobierno nacional y con la Provincia de Buenos Aires enfrentando la pandemia y cualquier tema vinculado a mejorarle la vida a la gente".

La idea, sería, que la tensión que se generó con la judicialización del DNU de Alberto Fernández, no se transforme ahora en una guerra irreversible. Así, la Ciudad, buscaba ayer bajar el tono de la confrontación, algo que inclusive se notó en boca de Quirós, al brindar su informe sobre la situación sanitaria, como lo hace habitualmente. En medio de la crisis por conseguir más vacunas que afronta el Gobierno, el ministro de Salud porteño se mostró ayer optimista. Dijo que esparan poder "vacunar a los grupos de riesgo antes de la llegada del invierno", confirmó que en los próximos "10 días" se aplicará la segunda dosis de Sinopharm, mientras que la de AstraZeneca se espera para "mediados de mayo" y la Sputnik V aún "está demorada".

Otra que se mostró con un tono más cordial y dicen que allí influyó el propio Mauricio Macri, fue Patricia Bullrich, quien la semana pasada criticó a Larreta por haber dispuesto el sistema bimodal en la secundaria. Ayer al hablar del jefe porteño, señaló "nuestro gobierno". La titular del PRO, vía Twitter escribió: "No se puede estar por encima de la autonomía de CABA. Nuestro gobierno con @horaciorlarreta lo hizo valer. La Corte Suprema falló a favor de los jóvenes, los padres, los docentes que quieren enseñar y de los argentinos que queremos el progreso ¡Con educación se construye un país!"

Así, Larreta avanzó otro casillero en la interna del PRO, aunque le espera todavía resolver la propia riña electoral.

Mientras, ayer alertó el dato dramático de una suba de contagios de coronavirus, con 26238 en el país, donde 3170 se registraron en la Ciudad, aumentando el promedio semanal.

Temas

Dejá tu comentario