Compiten campo y gobierno en la calle por lo que no han sabido resolver en la mesa

Política

Dos actos en puntos diferentes de una Capital paralizada serán el escenario hoy de los contendedores, los mismos que anoche se peleaban hasta por el horario de la concentración como si fueran dos equipos de fútbol antes de salir a la cancha (el agro postergó una hora y media su convocatoria frente al Monumento de los Españoles para no confrontar con Néstor Kirchner en la Plaza del Congreso y éste luego retrasó su disertación tres horas para ser último frente a sus rivales). Penosa situación que viven los argentinos, gigantesca pérdida de tiempo, cargada de agravios e insultos, escraches varios, saldo para otra jornada de asueto en lo que va de un año sabático. Kirchner hablará, sigue empeñado en el tremendismo de que su esposa pierde el gobierno si mañana los senadores no aprueban in totum la Resolución 125, y los ruralistas, a su vez, habrán de pregonar que el país se vendrá abajo si ocurre lo contrario. Siempre el infierno. Como si ya no se viviera un freno a la actividad económica, con tasas por las nubes, sin crédito, con suspensiones en las fábricas y una inflación a la cual ya nadie le asigna un número. Lo de esta tarde se presenta como uno de los últimos capítulos -se supone- de este grotesco sin contención, imprevisible,con aspiraciones violentas y que se arrastra inmaduro desde hace más de cuatro meses. Un absurdo que parece responder a esa lógica confrontativa que tanto disfruta el ex mandatario Kirchner. Al menos, eso confesó hace 72 horas: las convulsiones lo vuelven creativo.

Monumento de los Españoles del barrio de Palermo será hoy escenario del multitudinario acto con el cual el campo pretende presionar al Senado para que no ratifique las retenciones móviles.

Los organizadores aseguran que lograrán reunir al menos 200 mil personas, aunque aún no se manejan números precisos. Sí se sabe que no sólo asistirá el sector rural, sino también grupos políticos de la oposición entre los que se incluyen intendentes y gobernadores.

El encargado de abrir el acto será el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli, bajo el lema: «Por un país federal. Democracia y dignidad para todos». El campo cambió el horario de las 15 para no superponerse con el gobierno. Sin embargo, el ex presidente Néstor Kirchner se adelantó e informó ayer que hablará a las 18. La consigna es que los presentes lleven banderas argentinas y escarapelas. Evitarán las banderas partidarias, ya que desde el sector aseguran que no pretenden que se convierta en un acto de la oposición, sino en un lugar donde se defienda una vida más digna para el interior del país. Antes del comienzo, a las 14.30, los conjuntos de música Los Nachos, Los Colorados y el Pampa Cruz, payador reconocido del sector, serán los encargados de entretener al público.

No se invitó formalmente a ningún político, aunque los organizadores estiman que contarán con la presencia del PRO, Recerar, la Unión Cívica Radical (UCR), la Coalición Cívica (CC), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) - liderado por la ex legisladora Vilma Ripoll-, la Izquierda Socialista (IS), el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), de Raúl Castells, algunos de los gobernadores opositores como Hermes Binner de Santa Fe, Rodríguez Saá de San Luis, Juan Schiaretti de Córdoba, entre otros.

La disidente CGT Azul y Blanca que lidera el gremialista Luis Barrionuevo acompañará el reclamo del sector agropecuario. El propio Barrionuevo hizo el anuncio ayer en la sede de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA).

Además, en el palco se concentrarán los cinco oradores: Eduardo Buzzi de Federación Agraria junto a Alfredo de Angeli, Mario Llambías de Confederaciones Rurales, Luciano Miguens de Sociedad Rural, Fernando Gioino de Coninagro, junto con cuatro representantes de cada una de las entidades.

«Muchas empresas agropecuarias colaboraron de manera anónima para llevar adelante este acto junto con productoresagropecuarios», afirmó ante este diario Ricardo Buryaile, vicepresidente de CRA y uno de los principales organizadores, quien no quiso dar nombres de las firmas que solventan el acto. En cuanto a la seguridad, la Policía Federal afirmó que será la encargada de garantizar el normal desplazamiento. Las entidades decidieron igualmente tomar sus recaudos y contrataron seguridad privada.

«El gobierno se juega la responsabilidad de que no haya disturbios ni enfrentamientos durante el acto. Son dos eventos separados e incluso en diferente horario. No creo que haya infiltrados del gobierno», aseguró ante este diario Buryaile.

A su vez, Alfredo de Angeli reiteró ayer: «Será culpa del gobierno» si hay disturbios entre los manifestantes.

«Nunca en los actos que hizo la gente del campo hubo incidentes provocados por los productores», recordó el ya conocido y mediático dirigente y agregó «el acto del campo frente al Monumento de los Españoles será acompañado por muchos vecinos de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires».

  • Asistencia confirmada

    Ya se confirmó la asistencia de productores (tanto de las entidades como autoconvocados) de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, Salta, La Pampa, Córdoba, Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Río Negro.

    No se permitirá el transporte de maquinarias agrícolas.

    El acto se extenderá por una hora y media aproximadamente y luego los productores se retirarán, algunos volverán a sus provincias en las combis y los microsalquiladas por las entidades,mientras que otros se quedarán en la Capital Federal para concurrir a la carpa del campo ubicada en la Plaza del Congreso, para seguir de cerca mañana la votación del Senado.
  • Dejá tu comentario