Diputados: por falta de acuerdo, el debate del proyecto de Compre Argentino pasó a un cuarto intermedio

Política

El eje del debate estuvo centrado entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en la incorporación del PAMI dentro de la norma, debido a que la dependencia oficial es la principal compradora de medicamentos, así como en la creación de un Fondo Fiduciario.

La Cámara de Diputados resolvió este jueves pasar a un cuarto intermedio hasta el martes próximo para seguir analizando el proyecto que modifica la ley de Compre Argentino que busca mejorar los márgenes de preferencia para empresas locales en las licitaciones públicas, por falta de acuerdo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

La decisión se adoptó tras cuatro horas de debate en un plenario de las comisiones de Industria y de Presupuesto y Hacienda, que presiden los diputados oficialistas Marcelo Casaretto y Carlos Heller, respectivamente.

Debido a las diferencias entre el oficialismo y la oposición en torno al proyecto, y a propuesta del jefe de bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, la reunión pasó a un cuarto intermedio hasta el martes, donde también podrían llegar a participar referentes de diferentes sectores contemplados en la iniciativa. "Nosotros queremos dictaminar lo antes posible y llevar el tema al recinto lo antes posible", dijo.

El eje del debate entre oficialismo y oposición estuvo centrado en la incorporación del PAMI dentro de la norma, debido a que la dependencia oficial es la principal compradora de medicamentos, así como en la creación de un Fondo Fiduciario.

Al abrir el debate, Casaretto precisó algunas de las modificaciones que se analizan para incorporar al texto, entre las cuales "se agrega la posibilidad de acceder al margen del 3% por cumplir con metas de desarrollo sostenible y se agrega margen del 23% temporario y sujeto a aprobación de Jefatura de Gabinete para provincias que tienen asimetrías regionales".

Asimismo, Casaretto adelantó que otro cambio que se impulsará al texto original sería la modificación del artículo 16 que es "la definición de lo que es el bien estratégico", al precisar que "serán considerados bienes estratégicos aquellos que se traten productos innovadores o potencial de empleos de calidad o generar impactos significativos en la cadena de valor".

Desde la oposición, la diputada de la Coalición Cívica Paula Olivetto advirtió que con esta iniciativa "se terminan beneficiando a las grandes empresas" y pidió al oficialismo que "reflexionen porque esto no beneficia a las pymes".

A la vez que cuestionó la incorporación del PAMI dentro de la norma", debido a que la dependencia oficial es la principal compradora de medicamentos.

En esa misma línea, la diputada del PRO Silvia Lospennato rechazó cuestionamientos a untos por el Cambio por ser "antiindustria" y recordó que durante el gobierno macrista se aprobó la ley de Compre Argentino vigente, a la vez que se preguntó: "Ustedes que dicen que las grandes empresas se beneficiaron con nuestro gobierno, ¿les van a seguir pagando sobreprecios a ellas y no a las pymes? Muchachos pónganse de acuerdo".

A su turno, la diputada del Frente de Todos Victoria Tolosa Paz advirtió sobre "contradicciones" expresadas por la oposición en torno a esta discusión y propuso escuchar a las cámaras de la industria farmacéutica y a otros actores del sector "para seguir discutiendo" el proyecto.

Qué dice el proyecto de Compre Argentino

La iniciativa enviada en diciembre pasado por el Poder Ejecutivo contempla la posibilidad de elegir como proveedora a una empresa nacional que se exceda en los precios ofertados por multinacionales. A través de su implementación, el Gobierno estima que podría ahorrar u$s 500 millones por dejar de contratar proveedores extranjeros.

Por otra parte, el proyecto eleva las preferencias de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) nacionales de un 15% a un 20%, en tanto que las demás pasan del 8% al 15%.

Las empresas extranjeras podrán ser beneficiadas con hasta un 12% de preferencia si están integradas por capitales nacionales, mientras que también habrá un 3% de beneficio para las empresas con composición mayoritaria de mujeres, ya sea en capital social, puestos jerárquicos y plantel general. Se estima que el 65% de los proveedores del Estado son empresas privadas nacionales y 97% son mipymes.

La iniciativa amplía el alcance de la ley vigente al PAMI para abastecer con capitales nacionales la industria farmacéutica y de equipamiento médico.

A través del proyecto, se desarrolla el programa de compras públicas para que el Estado financie investigaciones sobre el desarrollo de productos que necesitan.

Asimismo, la ley instaura el Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores para desarrollar sectores estratégicos, como así también crea el Fondo Fiduciario Público para el Compre Argentino, para financiar en mejores condiciones el acceso a las compras públicas.

Dejá tu comentario