Con Randazzo, Macri reinauguró la Línea A de subtes

Política

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, encabezó la reapertura de la línea A del subte junto al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, ante quien manifestó su deseo de mejorar el "diálogo" entre la Nación y la Ciudad.

La ceremonia se realizó en la estación Puán de la línea A, donde se mantuvieron en sus posiciones luego de los fuertes cruces entre ambas administraciones por el traspaso del servicio, aunque intercambiaron gestos de distensión.

Macri arribó a bordo de una de las nuevas formaciones del subte, antes de que se retomara formalmente el servicio, cerca de las 20.00.

"Espero, ministro, que este sea el comienzo de una nueva etapa", le dijo el jefe de Gobierno a Randazzo, que escuchaba su discurso a escasos metros, ubicado entre la vicejefa porteña, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

Tras agradecer la participación del funcionario nacional, el líder de PRO señaló: "Espero que encontremos una agenda común entre el Gobierno de la Ciudad y el Gobierno nacional".

Macri sostuvo que "un sistema complejo de transporte como el del área metropolitana necesita coordinación, porque que la gente viaje mejor no puede ser responsabilidad de un solo gobierno, sino de todos".

A su turno, Randazzo, quien intercambió un frío saludo con Macri antes de que iniciara el acto pero mantuvo un animado diálogo con el legislador Cristian Ritondo, afirmó que el gobierno nacional "siempre ha estado abierto al diálogo".

"Por decisión política de la presidenta (Cristina Kirchner) fue conformada la agencia metropolitana de transporte, ese es el ámbito donde debemos resolver las cuestiones", agregó el ministro.

Además, Randazzo resaltó que "a la Presidenta le hubiera gustado participar de esta reapertura", al subrayar que "el Gobierno nacional ha invertido más de 1000 millones de pesos en la puesta en valor de esta línea, de las estaciones y la adquisición de estos coches".

En su discurso, Macri resaltó que la Ciudad puso "a la Línea A en el siglo XXI".

El mandatario porteño deslizó también críticas a la Nación al asegurar que "el estado de deterioro de diez años no se va a recuperar de un día para el otro, pero éste es un paso".

En ese sentido, le agradeció "la paciencia a todos los vecinos" tras el cierre de la línea, que se mantuvo por 56 días y a la empresa Metrovías luego de que su continuidad como concesionaria fuera puesta bajo la lupa.

Según informó el Gobierno porteño, los nuevos coches de la empresa CITIC tienen capacidad para 36 pasajeros sentados y casi cien parados, además de contar con aire acondicionado, cámaras de seguridad y dispositivos visuales y auditivos de indicación de la estación.

Del acto también participaron el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín; el titular de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), Juan Pablo Piccardo; los diputados nacionales del PRO Gabriela Michetti, Paula Bertol y Pablo Tonelli; el ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro; el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo y el legislador Sergio Bergman.

Dejá tu comentario