Atentado contra Cristina Kirchner: la lupa sobre los custodios

Política

Ordenarán entrecruzamiento de llamadas tras informe recibido sobre los teléfonos de más de 50 custodios de la vicepresidenta. Avanzan sobre la pista "Milman"y citan nuevamente a las asesoras Carolina Gómez Mónaco e Ivana Bohdziewicz

La jueza María Eugenia Capuchetti recibió un informe sobre llamadas entrantes y salientes de más de 50 custodios de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de un legajo en el que se investiga la actuación de los hombres de la Policía Federal que debían protegerla y si existe alguna vinculación con los imputados del intento de asesinato.

En tanto, el fiscal Carlos Rívolo volvió a convocar a prestar declaración testimonial a las asesoras del diputado Gerardo Milman para el jueves. Se trata de las mujeres que estuvieron con el legislador de la oposición en la confitería Casablanca el 30 de agosto pasado.

Fuentes judiciales confirmaron que con el informe en mano, se realizará un entrecruzamiento de los teléfonos. Se trata de una nueva batería de medidas que estará en cabeza del fiscal Carlos Rívolo, en quien la jueza Capuchetti delegó la investigación.

Las fuentes informaron que se trata de un informe de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado de la Corte Suprema Justicia (DaJuDeCO) sobre más de medio centenar de los teléfonos de custodios de la Policía Federal, que integran la seguridad de la Vicepresidenta.

En el informe están los llamados entrantes y salientes de las líneas de los hombres de la custodia, y se realizará un entrecruzamiento con los imputados Fernando Sabag Montiel, su novia Brenda Uliarte, Nicolás Carrizo y Agustina Díaz.

La investigación que apunta a los custodios se inició en forma paralela a la principal cuando ocurrió el atentado, el 1 de septiembre pasado.

El rol de la custodia de la vicepresidenta abrió varios interrogantes desde el comienzo de la investigación, al menos sobre si estuvieron a la altura de las circunstancias cuando una persona gatilló una pistola en la cabeza de la vicepresidenta.

Otra de las líneas de investigación que profundizará el fiscal Rívolo es la denominada “pista Milman” para determinar cuánto sabía sobre el atentado el diputado del PRO.

Un testigo escuchó una conversación en la confitería “Casablanca” en la que Gerardo Milman le decía a dos asesoras que “cuando la maten” él iba a estar camino a la Costa Atlántica.

Los abogados que representan a Cristina Kirchner ya han solicitado el secuestro de los teléfonos de las asesoras de Milman y diversas medidas en esa línea.

El diputado nacional Marcos Cleri, del Frente de Todos ya declaró esta semana como testigo en la causa y exhibió el mensaje que recibió de parte de un asesor que le dijo haber escuchado al diputado Milman referirse al ataque antes de que ocurriera.

“Marcos ayer cuando salí de tu oficina fui con mi cuñado a comer a Casablanca. Al lado mío estaba Milman con dos pibas y graciosamente decía cuando la maten yo estoy camino a la costa. Y se mataban de risa", reza uno de los mensajes que el testigo, asesor de diputados, Jorge Abello le envió por whatsapp a Cleri el 1 de septiembre a las 22.36.

"Créeme estoy temblando", decía el último de los mensajes que Cleri recibió de Abello, horas después de que se conociera la noticia de que habían intentado matar a Cristina.

Cleri explicó al fiscal Rívolo que el 7 de septiembre reenvió los mensajes a un compañero suyo de la Cámara de Diputados y también al "equipo jurídico" de la Vicepresidenta, según fuentes judiciales.

Fue la misma Cámara Federal que ordenó profundizar esa pista. Según resolvieron los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, la jueza o el fiscal de la causa deben volver a llamar a declarar a testigos, medidas que se están llevando a cabo por la fiscalía.

En tanto, los letrados querellantes reclamarán a la Cámara Federal que consideren a Nicolás Carrizo, el dueño de la máquina de hacer copos, como coautor del intento de asesinato y no partícipe secundario del mismo.

Dejá tu comentario