Los intendentes del conurbano le pidieron a Alberto bolsones de comida

Política

El Gobierno nacional prepara al Ejército para montar cocinas de campaña en el conurbano y contener la situación social. Despliegan camas no hospitalarias. El Presidente reclamó que se haga cumplir el aislamiento en los suburbios del conurbano para no espiralizar el contagio. La medida es difícil de implementar en los barrios de emergencia

Los intendentes del conurbano bonaerense se sumaron en Olivos a una reunión del comité de crisis del coronavirus junto a Alberto Fernández y Axel Kicillof para coordinar medidas de cara a la expansión del virus donde habitan más de 16 millones de personas. El Gobierno nacional venía de anunciar el despliegue de 16 mil camas no hospitalarias para contener la pandemia y sumó los 24 jefes comunales del conurbano para enfrentar la pandemia en determinados territorios donde faltan cloacas y agua potable.

El Presidente había sobrevolado el fin de semana el conurbano bonaerense y le transmitió a los intendentes su diagnóstico del acatamiento al aislamiento social obligatorio: “En las avenidas y autopista s estaba despejado y sin gente. Pero adentro, en los barrios, sigue habiendo movimiento y no se cumple el aislamiento”. Los alcaldes son conscientes de la situación y explicaron que, en los barrios periféricos, donde habita la población más vulnerable del conurbano, existen condiciones de hacinamiento en viviendas precarias sin acceso a servicios básicos. Pero no tienen respuesta al pedido del primer mandatario. “En mi distrito hay miles de personas que viven en casillas con techo de chapa. Varias familias en la misma casa. Hoy hubo 32 de grados de calor. Es imposible hacer que se queden adentro. Nos preparamos para contagios masivos si el virus llega hasta ahí”, fue el alarmante análisis de un intendente ante la consulta de Ámbito.

Los intendentes propusieron además que se habilite una credencial para poder identificar de manera más sencilla a aquellos trabajadores exceptuados del DNU de aislamiento social obligatorio para evitar también roces entre la policía y los habitantes de los barrios. Ariel Sujarchuk (Escobar), por ejemplo, planteó que los estudiantes de enfermería de todo el país colaboren con el sistema de salud durante el lapso que dure la pandemia. Una medida que tuvo aceptación y cuya implementación se realizará progresivamente en distintos puntos de la Argentina.

Alberto Fernández realizó además un repaso por las medidas en materia de emergencia sanitaria, alimentaria y de seguridad que se vienen coordinando en el área metropolitana (AMBA) para hacer cumplir la cuarentena y enfrenar la expansión del coronavirus. Junto a Santiago Cafiero y Axel Kicillof mapearon la distribución de las camas de aislamiento y las de alta complejidad para realizar las derivaciones hospitalarias de manera más repartida y evitar saturaciones en el sistema de internaciones. En representación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expusieron el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, y el Secretario de Ambiente, Eduardo Macchiavelli.

El Gobierno nacional realizó el viernes pasado una prueba piloto en un barrio de Quilmes junto al Ejército Nacional. Se montaron cocinas de campaña para alimentar a la población ante el parate total de la economía que afecta de lleno a sectores informales que viven de la changa del día. Los intendentes agradecieron la medida, pero también sugirieron que, ante la fragilidad de la situación social, se refuerce con el reparto de bolsones de alimentos en los barrios para evitar incidentes en caso de que sea necesario prorrogar el aislamiento obligatorio.

Durante más tres horas, el presidente y el gobernador detallaron la logística que se está desplegando en los partidos más poblados de la provincia de Buenos Aires y los intendentes se explayaron sobre la situación de la estructura sanitaria en cada distrito. Del encuentro participaron también los ministros Eduardo de Pedro (Interior), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Sabina Frederic (Seguridad), Agustín Rossi (Defensa), el secretario de Planeamiento, Gustavo Béliz, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa y el presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner. Entre las autoridades provinciales estuvieron el ministro de Seguridad, Sergio Berni, y el de Salud, Daniel Gollan.

El gobernador explicó que durante el encuentro se abordaron problemáticas de salud, alimentarias y que tienen que ver con la seguridad. “Para evitar el contagio de coronavirus se ha pedido que cada uno de los y las argentinas se queden en su casa, requerimos que todos lo entiendan y estamos avanzando en medidas para que sea más efectivo el cumplimiento”, detalló en conferencia de prensa. Además de los jefes comunales peronistas como Fernando Espinoza (La Matanza), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Mayra Mendoza (Quilmes), entre otros, también participaron intendentes opositores como Jorge Macri (Vicente López) y Néstor Grindetti (Lanús). A todos se les tomó la fiebre antes de ingresar a Olivos.

Kicillof indicó que “el Presidente ha sido muy oportuno en su decisión para cuidar la vida y la salud de todos los habitantes de la República” y subrayó: “A nuestro distrito lo afecta más esta situación por la concentración de la población”. Con relación al operativo de seguridad para el cumplimiento de la cuarentena expresó: “Ya veníamos coordinando de manera rápida y decidida el despliegue de las fuerzas de seguridad entre Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires, y hoy avanzamos también con las fuerzas de seguridad municipales, porque estamos ante una situación inédita”.

Mayra Mendoza señaló que “hay un comité operativo de emergencia donde planteamos lo que vivimos en cada uno de nuestros distritos”. Por otro lado, Jorge Macri expresó que “seguimos trabajando en comunión, sin distinción de color político, tras los objetivos que marca el Presidente”. “Vamos a trabajar juntos para cuidar a nuestros vecinos y vecinas, garantizando que se cumpla la cuarentena para reducir posibles contagios”, afirmó Gray, quien agradeció “el enorme esfuerzo que se está haciendo desde el Gobierno nacional para abrir el Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverría”. Finalmente, Zabaleta reforzó el mensaje destinado a la prevención: “Le pedimos a los y las bonaerenses que se queden en sus hogares”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario