Guernica: marchan a la Gobernación para exigir suspensión de desalojo

Política

Varias de las familias que llevan adelante la toma y organizaciones sociales se movilizarán a La Plata para intentar frenar la acción prevista para el jueves. Desde el ejecutivo aseguran que hay espacios "que quieren llevar la situación a la violencia.

Las familias que se encuentran en la toma de tierras de Guernica se movilizarán a La Plata para reclamar la suspensión del desalojo previsto para este jueves 1 de octubre.

Buena parte de las más de 2 mil familias que protagonizan la toma de tierras en el municipio de Presidente Perón se trasladarán hacia la Gobernación. La idea es que el mandatario provincial, Axel Kicillof, los reciba y les brinde respuestas urgentes para la problemática habitacional que atraviesan.

La jornada de protesta está prevista para las 11 y tendrá su punto de concentración en la estación de trenes de La Plata para luego dirigirse hacia la Casa de Gobierno.

El grueso de la acción está movilizada por la organización Barrios de Pie. Su coordinadora, Silvia Saravia, explicó que "ante el inminente desalojo del 1° de octubre, las soluciones no llegan. Lejos de garantizar derechos constitucionales, los funcionarios provinciales, con actitud provocadora y prebendaria, vienen intentando romper la mesa de diálogo", afirmó Saravia.

Terrenos Guernica

La dirigente manifestó que "la solución depende de voluntad política y está al alcance de la mano, pero no llega", por lo que ratificó "cortes en todo el país" como forma de protesta si las autoridades "intentan desalojar".

Peligro

El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, advirtió hoy del "peligro" que representa que se impida el ingreso de asistencia del Gobierno bonaerense a las familias que ocupan el predio de Guernica, en el partido bonaerense de Presidente Perón y atribuyó esa decisión a "algunas organizaciones" que parecen "querer llevar la situación a la violencia".

"Ayer teníamos planteada una intervención para las personas que están en la toma con agua, alcohol en gel, agua, alimentos, frazadas y barbijos", dijo Larroque y habló de "una suerte de piquete de organizaciones" para impedir el ingreso de los funcionarios y la asistencia.

"Por un lado, piden intervención y asistencia del Estado, pero por el otro lo niegan", aseveró Laroque en declaraciones a El Destape Radio, y consideró que la actitud que tuvieron fue "peligrosa", teniendo en cuenta que están "contrarreloj para el desalojo", que tras la postergación concedida por la Justicia a pedido del Gobierno bonaerense, está previsto para el 1 de octubre.

"Logramos ganar tiempo, frenar el desalojo y buscar una solución pacífica pero esto lo impide", indicó el funcionario quien presentó ante el juez de la causa, Martín Rizzo, un pedido para prorrogar el desalojo de los terrenos, lo que fue concedido hasta el 1 de octubre próximo.

"Estas organizaciones se están arrogando la representación del conjunto de personas que está en la toma", dijo y advirtió que esas organizaciones que impidieron ayer la asistencia "no tienen en cuenta las necesidades de la gente y los riesgos que tienen las personas que hay en la toma".

Quien también se manifestó al respecto fue la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, quien aseguró esta mañana que "en la toma de Guernica hubo un conjunto de organizaciones sociales" que no "dejaron trabajar" al gobierno provincial.

Toma Guernica

"Llevamos 25 mil pañales, abrigo, había sido un día terrible y no nos dejaron hablar con la gente", indicó Díaz en declaraciones radiales.

"No sabemos cuánto representan esas organizaciones que nos obstruyeron el trabajo a las personas que allí están ocupando", agregó.

En la misma línea, el subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Lisandro Pellegrini, reiteró hoy que el Gobierno bonaerense quiere "evitar el uso de la fuerza" en el desalojo del predio de Guernica, partido de Presidente Perón, ocupado desde julio pasado.

"Estamos trabajando de manera denodada para evitar un desalojo forzoso, queremos evitar el uso de la fuerza porque creemos que podemos llevar una alternativa, una solución pacífica para un desalojo voluntario y una solución para las familias que llegaron en situación vulnerable", expresó Pellegrini.

El funcionario se refirió a la decisión del juez de la causa, Martín Rizzo, de desalojar el predio de 100 hectáreas que ocupan familias en la localidad de Guernica, el 1 de octubre próximo, y destacó que "desde el 15 de septiembre" están "realizando una intervención interministerial" para que el desalojo sea ordenado y "no violento".

Recordó que "la fecha de desalojo era el 23" de septiembre y que a pedido del Gobierno provincial, el juez lo postergó para el 1 de octubre para permitir que se pudiera "seguir trabajando sobre la situación" en el predio ocupado.

Pellegrini lamentó que en ese marco "ayer hubo un rechazo muy contundente" al ingreso de los funcionarios del Gobierno bonaerense en el predio,

"Fue un rechazo a que el Estado ingresara y tomara contacto con las familias", dijo y planteó que para el Gobierno "es fundamental conocer las realidades de las familias" que ocupan el predio de Guernica.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario