"Solidaridad financiera y fiscal": qué se dijo en el panel del que participaron Guzmán, Georgieva y Stiglitz

Política

La charla formó parte del encuentro llamado "Soñando un mejor reinicio", organizado por la organizado por la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano.

El ministro de Economía Martín Guzmán participó este viernes en el Vaticano del panel “Solidaridad financiera y fiscal: El alivio de la deuda para los países en vías de desarrollo y la arquitectura internacional y fiscal", junto a la titular del FMI, Kristalina Georgieva, y su mentor, el profesor y premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz.

La charla, que formó parte del encuentro llamado "Soñando un mejor reinicio", organizado por la organizado por la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano.

Del evento también participaron la secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen; el secretario de Hacienda y Crédito público de México, Antonio Herrera; ministra de Asuntos Económicos y Vicepresidenta Segunda de España, Nadia Calviño y el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble y el enviado especial de Estados Unidos para el Clima, John Kerry, entre otros.

La Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, fue la encargada de dar el discurso de apertura, tras lo cual siguieron las exposiciones del resto de los invitados.

Durante su intervención, Martín Guzmán se refirió a las crisis de deuda y los marcos para resolver estas situaciones a nivel global, y afirmó que “ha habido algunos avances el año pasado en el contexto del G20 con la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), pero sabemos que queda más por hacer”.

“El camino es el multilateralismo, pero es fundamental que el multilateralismo brinde soluciones. Necesitamos un multilateralismo que sea lo suficientemente flexible para ofrecer soluciones rápidamente. Ahora es el momento de actuar. De lo contrario, el multilateralismo se autoinfligirá daños”, agregó desde la Casina Pio IV del Vaticano.

En este sentido, recordó que “la Argentina pasó por una reestructuración de deuda que fue un proceso muy complejo; logramos un acuerdo en septiembre de 2020, donde el apoyo de la comunidad internacional fue muy importante”.

“Puedo asegurarles por lo que viví que otros países no estarán en la misma situación que Argentina en términos de capacidad para atravesar este proceso de una manera que efectivamente entregue un resultado sensato. Por tanto, es necesario hacer más en términos de arquitectura financiera internacional para crear marcos que ayuden a resolver las crisis de deuda”, añadió.

En relación a los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI), el titular de Economía resaltó “la importancia de una nueva asignación”, pero aclaró que “un paso adicional sería de gran valor para el mundo y es precisamente encontrar un mecanismo para redistribuir los DEG que no son utilizados por países que no los necesitan para países que realmente lo necesitan”.

A su turno, Joseph Stiglitz, pidió la suspensión de los sobrecargos y aseguró: “son una tasa procíclica y es parte de la estructura financiera del fondo que descansa en los países pobres y necesitados”.

Además, en el contexto de la pandemia se refirió a la importancia del acceso a las vacunas y señaló los obstáculos existentes para la provisión como la restricción a las exportaciones, la dimensión financiera y la propiedad intelectual".

"Sobre propiedad intelectual, hace un par de días se publicó un artículo que mostraba la naturaleza de la propiedad intelectual y señalaba que si bien la investigación básica se ha realizado mayoritariamente en laboratorios académicos y pequeñas empresas, hoy se asigna a empresas más grandes y pueden obstaculizar la investigación futura creando barreras legales, impidiendo el acceso a la tecnología. Por eso creo que la exención de la OMC es realmente esencial", sentenció.

En tanto, el secretario de Hacienda y Crédito público de México, Antonio Herrera, llamó a pensar el mundo post-covid y sentenció: "Se nos está escapando la gran mayoría de personas en el mundo, así que tenemos que tener una respuesta para eso. Y tenemos que tener una respuesta también para temas más prácticos. Creo que todo el mundo está de acuerdo en que había algunos problemas que eran extremadamente importantes antes de Covid, como la desigualdad, el cambio climático, etc., a los cuales no necesitamos volver, pero hay algunos problemas que serán muy difíciles de abordar".

"Abordar el cambio climático es beneficioso para todos, pase lo que pase. Y el valor presente de eso es enorme, pero el flujo de caja inmediato es muy alto. Entonces, si no encontramos una manera para que los países de ingresos medios puedan financiar una manera de introducir cambios en la industria y otros, si no la encontramos, si no tenemos el dinero, no habrá un abordaje del cambio climático en los países de ingresos medios", indicó.

Respecto al mercado de capitales, puntualizó que “los países de ingresos medios como México, Colombia, Perú, etc., no podrán conseguir esa cantidad de dinero”. “Tiene que ser el multilateralismo el que juegue ese papel. Quizás dentro de siete años estemos en una posición mucho mejor y esto ya no será necesario, pero es importante hacerlo ahora mismo", agregó.

La ministra de Asuntos Económicos y Vicepresidenta Segunda de España, Nadia Calviño, expresó: “Creo que hay gente muy pobre en los países de ingresos medios y debemos evitar que estos países de ingresos medios se desvíen hacia el rumbo de los ingresos más bajos y eso requiere que seamos un poco más amplios en nuestro enfoque de lo que tal vez lo haríamos inicialmente cuando pensamos en los países más vulnerables”.

Por último, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, advirtió sobre los niveles elevados de deuda y el problema de tener bonos en moneda extranjera y necesitar financiarlos a través de moneda nacional. En este sentido, resaltó la labor de Martín Guzmán para negociar con los acreedores privados , al afirmar: “es nuestro héroe, sabe cómo lidiar con ellos y forjar un acuerdo, pero esto es algo que abordaremos en la discusión del marco común”.

“Sé lo convincente que es la idea de la reasignación voluntaria de nuevos Derechos Especiales de Giro (DEG) y también me gusta la idea de hacer uso de ellos y llevarlos a los bancos multilaterales de desarrollo”, continuó.

“El Bundesbank está muy orgulloso de ser independiente, por lo que dejaron bastante claro que no pueden reasignar ese dinero. Entonces nosotros, desde el gobierno, decidimos que vamos a compensar esto y contribuiremos a reconstruir el Fideicomiso para el Crecimiento y la Reducción de la Pobreza, para que cuenten con el dinero y otro poco para los Equipos de Respuesta de Cuidados Críticos para facilitárselos a los países, pero lamentablemente no podremos participar en esta reasignación, les pido perdón por eso desde ya”, cerró.

Dejá tu comentario