Dos ex senadores PJ contra Pontaquarto

Política

Está a punto de concluir la novela que sobre las coimas en el Senado inauguró la confesión del «valijero» Mario Pontaquarto. Esta semana declararán dos ex senadores justicialistas y quedará cerrado así el capítulo dedicado a la indagatoria de políticos. Hasta ahora, el juez Daniel Rafecas sólo tiene el testimonio del «arrepentido» sobre la existencia de sobornos para aprobar la ley de reforma laboral en abril de 2000, durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

Hoy será el turno de los peronistas Ricardo Branda y Angel Pardo, quienes están sospechados de haber recibido coimas pagadas por la SIDE.

En noviembre de 2000, cuando esta causa estaba en manos del entonces juez Carlos Liporaci, Branda y Pardo fueron interrogados, pero negaron su intervención en el hechoy luego fueron beneficiadoscon una «falta de mérito». Ahora, a casi cinco años de esa decisión, Rafecas quiere volver a indagar a los ex senadores, especialmente a Branda, porque Mario Pontaquarto, ex secretario parlamentario de la Cámara alta y «arrepentido» del caso, dice que grabó una conversación que lo comprometería.

• Diálogo

«Al final soy el único que estoy pegado en esto y a todos los delincuentes no les pasó nada», decía Pontaquarto en esa charla, a lo que Branda respondió: «Quedate tranquilo que no va a pasar nada. Pero si sabés algo, contalo».

Si bien el formoseño Branda ya no es legislador, desde octubre de 2001 se desempeña como vicepresidente segundo del Banco Central; el correntino Pardo, en tanto, desapareció de la política nacional.

Con estas nuevas declaraciones,el juez comenzará a cerrar la ronda de indagatorias que inició el mes pasado con el ex ministro de Trabajo
Alberto Flamarique, los ex senadores del PJ Remo Costanzo, Augusto Alasino y AlbertoTell y el ex presidente provisional de la Cámara alta, el radical José Genoud. En sus declaraciones, todos negaron haber cobrado o tener conocimiento de las coimas y trataron de restar crédito a la versión del « valijero», quien confesó que se encargó de repartir entre los legisladores el dinero que previamente le había dado la SIDE con el supuesto acuerdo de De la Rúa.

Dejá tu comentario