El Evita le pide a Alberto un acto de 200 mil personas con Cristina para cerrar la campaña

Política

El Frente de Todos relanzó la campaña en el “Acto por la Unidad y la Victoria” que organizaron Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro junto a Barrios de Pie. Pedido de toda la dirigencia para militar contra el ausentismo y dar vuelta el resultado de las PASO.

<p><p></p><p></p><p>Alberto Fernández exhortó a la militancia peronista a salir pedir el voto puerta por puerta para dar vuelta el resultado de la PASO durante el “Acto por la Unidad y la Victoria” que las organizaciones sociales encabezadas por el Movimiento Evita y Barrios de Pie organizaron ayer en el estadio de Nueva Chicago. Luego de recibir a gobernadores en Casa Rosada y de reunirse con la cúpula de la CGT, el Presidente se presentó esta vez ante los movimientos sociales alineados con la Casa Rosada y acompañado por Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” de Pedro. </p><p>Emilio Pérsico del Evita y Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, fueron oradores junto a Alberto y Máximo. El acto exhibió el poder de movilización y de militancia del peronismo “albertista” más allá de La Cámpora que no formó parte de la organización del evento. Se trató de los mismos movimientos sociales que tras el pico de tensión pública entre Alberto y Cristina de Kirchner habían convocado a una movilización en Plaza de Mayo en defensa del Presidente. Pero la Rosada desactivó la marcha para descomprimir la interna del Frente de Todos y el conflicto desatado por la derrota electoral en la PASO derivó en el cambio de Gabinete solicitado en una carta pública por la vicepresidenta. </p><p>El Presidente llegó al barrio porteño de Mataderos minutos antes de las 18 con Máximo, Wado, Juan Zabaleta, Julio Vitobello, Eduardo Valdes y Gustavo Béliz. Levantó banderas y pecheras que los militantes le arrojaban sobre el escenario. Luego de un breve discurso de Victoria Tolosa Paz, tomó el micrófono Fernando “Chino” Navarro, dirigente del Evita y secretario de relaciones parlamentarias de la jefatura de Gabinete. “Todos conocemos a alguien que en la PASO no fue a votar. Porque no tenía ganas, porque no lo representamos. Entonces cuando vayamos barrio por barrio, cuadra por cuadra, si algún vecino se enoja, pidamos perdón. No estoy diciendo que la militancia no tiene responsabilidad. Pero la mayor responsabilidad es de la dirigencia. Lo más importante es generar trabajo. No queremos más ollas populares, queremos ser parte de las soluciones de la Patria...”, fue parte de la autocrítica que ensayó el funcionario nacional minutos antes de que subiera el Presidente al escenario. </p><p><b>Encendido</b></p><p>La presencia de Máximo y Wado, como embajadores de Cristina en el acto, apuntó a simbolizar la pacificación de la interna política en el relanzamiento de la campaña de cara a las legislativas del 14 de noviembre. Lo verbalizó de manera más explícita Pérsico en el tramo más encendido de su discurso. “Este es el inicio de nuestra campaña para construir la victoria, la campaña de ir casa por casa a buscar los votos. Y tenemos que convocar, quiero que hagamos una asamblea y lo votemos, un acto de 200 mil compañeros para que cierre la campaña. Así somos los peronistas, festejamos en la calle, y la quiero ahí a Cristina. Votémoslo compañeros, querido Máximo, votemos este acto”, fue el pedido a viva voz del cacique del Evita. </p><p>Máximo, jefe del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, apoyó la gestión presidencial y enfocó su discurso en el Fondo Monetario Internacional y en María Eugenia Vidal. “Lo que tenemos que entender es la grave situación que ha sumido Macri a nuestra Patria. Esa plata prestada (por el FMI) no fue invertida en las escuelas, jardines, universidades, asfalto o veredas, tampoco sirvió para desarrollar a nuestro sector pyme y a nuestra industria. En esa situación le tocó a nuestro Presidente hacerse cargo por voluntad de su pueblo. Hubo un sistema de salud destruido por María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. Hoy tenemos el 14 de noviembre para demostrar que podemos dar vuelta la taba y hacer todo lo que nos falta hacer...”, aseguró el diputado antes de fundirse en un abrazo con Alberto. </p><p>El Presidente cerró el acto con otra exhortación a revertir la derrota de la PASO y salir a militar el voto en cada barrio. “Recién Máximo con mucha razón pedía un aplauso para los médicos, las médicas, los enfermeros pero yo quiero extender esa gratitud a cada militantes de los movimientos sociales que estuvieron frente a los más necesitados en el tiempo más ingrato que nos ha tocado vivir. Estamos empezando a ver el amanecer de un tiempo distinto. El que soñamos cuando llegamos con Cristina al gobierno”. </p><p><b>Desarrollo</b></p><p>“Hoy empieza el tiempo para recuperar la producción, el empleo. Cundo digo que quiero cambiar los planes, lo que quiero es cambiar planes por empleo para que de una vez por todas tengan los derechos de un trabajador formal en la Argentina. Mientras ellos brindaban en Miami y sonreían nosotros el año que viene tenemos que pagar 19 mil millones de dólares que condicionan el desarrollo. Acá estamos los que damos la pelea y seguimos creyendo en nuestro pueblo. Tengan la certeza que vamos a cumplir con cada uno de los compromisos que asumimos con ustedes. Entre los bancos y los jubilados, yo elegí a los jubilados. Ha llegado el momento de volver a militar, salir a la calle y volver a convencer a cada compañero y cada compañera. Convoquemos a nuestros vecinos”, fue el pedido del Presidente. </p><p>Mientras las organizaciones sociales y movimientos populares daban comienzo formalmente a la campaña para las elecciones legislativas de noviembre, en paralelo, Sergio Massa recibía en Diputados el proyecto de ley para reconvertir planes sociales en empleo. La agenda del Jefe de Estado había arrancado a la mañana en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada con una reunión de Gabinete con los ministros de todas las carteras nacionales. En el encuentro, del que también participó el jefe de Gabinete, Juan Manzur, cada funcionario expuso sobre las diversas políticas que vienen llevando adelante sus carteras, a lo que le siguió un "cierre" del jefe de Estado en el que pidió a su equipo "mucha presencia territorial".</p><p>Al finalizar la reunión, que se extendió por más de 3 horas, el ministro de Desarrollo, Juan Zabaleta, informó que el Presidente les pidió a sus colaboradores "compromiso para seguir transformando Argentina". "(El presidente pidió) que los ministros estén con mucha presencia territorial, tomando decisiones, contando lo que estamos haciendo y entender que hay una sociedad muy golpeada, después de esta guerra que ha sido la pandemia", detalló.</p><p>La última reunión de ministros había sido encabezada en el Salón Eva Perón el 22 de septiembre por Manzur, quien en esa oportunidad señaló que el objetivo del Gobierno nacional es que la "reactivación económica llegue a todos los sectores por igual".</p><p>De la reunión de ayer participaron los ministros del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; de Defensa, Jorge Taiana; de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; de Transporte, Alexis Guerrera; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Justicia, Martín Soria; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Salud, Carla Vizzotti; y el canciller Santiago Cafiero.</p><p>También estuvieron presentes los titulares de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Educación, Jaime Perczyk; de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; de Cultura, Tristán Bauer; de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; de Trabajo, Claudio Moroni; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; de Turismo y Deportes, Matías Lammens; y de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. A ellos se sumaron los secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; de Comunicación y Prensa, Juan Ross, y de Medios y Comunicación Pública, Valeria Zapesochny. </p></p>

Dejá tu comentario