Empezó a moverse el Gabinete

Política

No hay funcionario que niegue cambios en el gabinete. Hasta lo creen, religiosos, como una salvación. Ayer, de regreso en Olivos, el matrimonio Kirchner se registró el primer movimiento: compareció el presidente del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), Carlos Cheppi, y salió como virtual secretario de Agricultura.

El viernes había renunciado ya Javier de Urquiza, quien desocupó durante el fin de semana su despacho y licenció personal con el anuncio de que le habían aceptado la partida. Deslucida como su gestión. El nombre de este renunciante se suma a los de Alejandro Rodríguez y Eduardo Moreno («Pochete» y «Morenito», según los llaman sus amigos), delegados de Julio Cobos en el Ministerio de Infraestructura y castigados por su lealtad al vicepresidente. La sanción será eterna, dicen. Detrás de los muros de Olivos, anoche, trascendían agrios ajustes de cuentas y encuentros de la pareja oficial con Alberto Fernández, Aníbal Fernández y Rudy Ulloa Ygor, de repente entre los más influyentes en el gobierno. Para muchos, los cambios son esta misma semana; otros, más cautos, imaginan un proceso más reflexivo para la decisión presidencial.

Dejá tu comentario