Error de cálculo: las dos ausencias que dejaron al oficialismo con las manos vacías en el Senado

Política

Cambiemos no pudo reunir la tropa propia para tratar la solicitud enviada por el juez Claudio Bonadio por la causa que investiga el supuesto cobro de coimas durante el kirchnerismo. El gran ausente de la jornada fue Esteban Bullrich, quien se encuentra de viaje por Europa. Miriam Boyadjian tampoco estuvo sentada en su banca, en su caso por motivos de salud.

El Senado no logró quórum para tratar el pedido de allanamiento a propiedades de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y así la solicitud enviada por el juez Claudio Bonadio por la causa que investiga el supuesto cobro de coimas durante el kirchnerismo tuvo su segunda postergación.

Si bien la mayoría de las ausencias en el recinto las aportó el Bloque Justicialista que lidera Miguel Ángel Pichetto, el propio Cambiemos tampoco logró reunir a su tropa completa. Al momento de iniciar la sesión, sólo había en el recinto 36 legisladores y se necesitan 37 para tener quórum.

Ese número se hubiera alcanzado si el oficialismo, principal interesado en avanzar con el permiso para los allanamientos, hubiera contado con la presencia de Esteban Bullrich, ausente por vacaciones en Europa. El oficialismo tampoco tuvo sentada en su banca a Miriam Boyadjian, en su caso por motivos de salud.

En tanto, Cristina y los otros ocho integrantes del Frente para la Victoria tampoco se presentaron en el recinto pese a que la exmandataria se encontraba en el Senado. La estrategia del kirchnerismo consistía precisamente en esperar a que hubiera quórum para bajar al recinto y exponer su rechazo al pedido de allanamiento solicitado por Bonadio.

Al término de la sesión, el presidente provisional del Senado y referente de Cambiemos, Federico Pinedo, le restó importancia a la ausencia de Bullrich y afirmó: "Si hubiéramos tenido uno más, hubiera habido de todas formas uno menos". De esta manera descargó la responsabilidad por el quórum en el peronismo, al que le atribuyó una "decisión política de no dar quórum" con el fin de "entorpecer la acción de la Justicia".

Por su parte, Pichetto remarcó que en su bloque hubo "la misma cantidad de ausencias que en la sesión anterior", en referencia a la reunión del jueves, en la que sí hubo quórum pero se postergó el tratamiento. "Cuando era presidente del bloque del oficialismo tenía un control muy firme de las presencias", agregó para cargar la responsabilidad sobre el interbloque de Cambiemos.

Dejá tu comentario