Escrutinio definitivo se convierte en clave para saber quién tendrá la primera minoría en Diputados

Política

Oficialismo arriesga el resultado del domingo a la noche en los próximos días. Disputa en dos distritos. Lo importante son las presidencias de las comisiones, no la jefatura de la Cámara baja.

Tras la fuerte derrota del oficialismo en cuanto al futuro Senado, y la consecuente pérdida del quorum y la mayoría absoluta propia cristinista en la Cámara alta, el Frente de Todos arriesgará en el escrutinio definitivo de los próximos días su calidad de primera minoría en Diputados que pensó sostener el domingo pasado. Con la fuerte puja abierta aún en La Rioja y Río Negro, las cuentas podrían equilibrarse en 117 votos para el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Hay una tercera disputa neutral que se dará también en la inmensa provincia de Buenos Aires, ya que la sorpresiva tercera banca que ganó el espacio de José Luis Espert (Avanza Libertad) quedaría en manos del aún “tercera vía” Florencio Randazzo (Vamos con Vos), quien quedó en cómodo quinto lugar, debajo del postulante liberal y de la izquierda.

La Rioja

El distrito que maneja Ricardo Quintela le dio una de las pocas alegrías al Frente de Todos, con un contundente triunfo en la categoría a diputados que le permitiría quedarse con las dos bancas en juego para Diputados. No obstante, la oposición de Vamos La Rioja aspira a que el escrutinio definitivo compruebe que el kirchnerismo no lo duplicó en votos, lo que significaría una butaca para el radical Juan Amado.

Con este panorama en el horizonte, será crucial el recuento de votos ya que, en caso de guiño a la oposición, la cifra original del domingo a la noche de 118 a 116 a favor del Frente de Todos pasará a ser de empate, con 117 bancas para cada fuerza. Es decir, paridad absoluta en la Cámara baja.

Las intenciones de algunos sectores de Juntos por el Cambio sobre una circunstancial pelea por la presidencia de Diputados, hoy en manos de Sergio Massa, fueron descartadas en la previa de las elecciones e incluso en las últimas horas por el opositor y gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, quien supo ser socio del tigrense y aún lo es según la ocasión, tal como demuestran votaciones a favor de Alberto Fernández de legisladores que responden al mandatario provincial.

El destino final de toda la discusión ante un empate es, como indica la lógica básica de estrategia legislativa, que la oposición le quite la presidencia de algunas comisiones claves al kirchnerismo. De esa manera, podrá congelar o apurar debates que rechace o interesen en el interbloque macrista, según el caso.

Río Negro

En la provincia que lidera desde hace años Juntos Somos Río Negro, hoy habitual aliado de la Casa Rosada, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se disputan el segundo lugar. Si el kirchnerismo logra superar al macrismo, volverá la cuenta original del domingo pasado y se desactivarán las alarmas por la primera minoría.

Escenario

A pesar de los movimientos generados por la elección, no debe olvidarse que la estrategia continuará de manera intensa hasta el 10 de diciembre, cuando se active el recambio legislativo. Recién ahí, o unos días antes, se sabrá con certeza las alianzas finales y el control en Diputados. Un ejemplo es Santa Cruz, donde el Frente de Todos recibiría una ayuda. Tampoco se descartan paracaidistas provinciales.

Agenda

Después de semanas con leve actividad, se reanudará el trabajo intenso en las comisiones en la Cámara baja. No se comenzará aún con el debate del Presupuesto 2022, pese a que el propio kirchnerismo deslizó días atrás que prorrogaría las sesiones ordinarias hasta el 9 de diciembre para acelerar su trámite.

Hoy será un día cargado de agenda ambiental, con proyectos sobre neumáticos y el reciclado de envases. En tanto, mañana se discutirá la prórroga de la emergencia territorial indígena hasta 2025, ya aprobada por el Senado y delicada por la situación de toma de tierras en el sur del país. Lo hará la comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el ultra K Carlos Heller, quien logró renovar su banca. Al cierre de esta edición, el Senado aún se mantenía en silencio y a la espera de los próximos movimientos de Cristina de Kirchner.

Dejá tu comentario