Esperable pacto: rechazo se acalla si sube la tarifa

Política

Los taxistas porteños complicaron ayer la jornada con una manifestaciónque para Mauricio Macri esconde como fondo su pelea con el gobierno nacional. Pero además, la protesta en contra de la implementación de carriles preferenciales, llega en medio de una puja por la conducción de la CGT y como otro condimento, la pelea de los conductores de automóviles de alquiler por la suba de la tarifa. Macri hasta terminó la jornada dedicándole una conferencia de prensa al tema, tratando de detener la puja y un paro que ayer se ratificó para la semana que viene. Con todo eso el gremialista Omar Viviani, adherente al kirchnerismo encabezó ayer una marcha de taxis que ocupó varias calles del centro porteño, para dirigirse hasta el palacio municipal en la Avenida de Mayo al 500. La caravana de miles de autos, obstruyó la avenida Belgrano, 9 de Julio, Corrientes y también la Avenida de Mayo, entre otras arterias.

Tras la manifestación, los dueños y peones de taxis ratificaron que harán un cese de actividades el próximo 25 de junio para presionar al Gobierno porteño que anunció la prolongación de carriles exclusivos en tres avenidas, por lo cuales los taxis sin pasajeros deben circular por mano izquierda. En cambio, los ocupados y colectivos seguirán por la derecha, lo que enfrenta ahora a los choferes de micros con el gremio de Viviani. Los taxistas comenzaron a concentrarse desde las 9 de la mañana y a partir de las 11 arrancaron hacia la Plaza de Mayo -por las diagonales Norte y Sur- donde, enfrente, están las dependencias del Gobierno porteño. Allí ya estaba previsto un escenario al cual accedieron los principales referentes del sindicato de taxis y de las cámaras empresariales del sector. «El miércoles 25 habrá un paro general y no va a andar un solo taxi en toda la Ciudad», sostuvo Viviani y amenazó con que los taxistas «no van a dejarse llevar de las orejas». Creen que las medidas de tránsito anunciadas por Macri los perjudican y «privilegia» a los colectivos. «Nos sacan un carril para darle más velocidad a los colectivos, De ahora en más los taxis que van vacíos deben ir por el carril izquierdo, que es el más rápido, y así nos impiden levantar pasajeros», se quejaron los dirigentes.

  • Fotomultas

    Además, los taxistas de paso también reclamaron por la eliminación de las fotomultas recientemente activadas por Macri. Estiman que «60% de los pasajeros ascienden y descienden por la derecha y en las avenidas» y con esta medida se perderá «30% de los viajes diarios». Viviani, dijo «afecta a 100.000 trabajadores» y aseguró que «el plan de lucha es en contra una política que se lleva adelante para perjudicar a miles de trabajadores taxistas. No estamos dispuestos a entregar ni un solo centímetro de la calle», advirtió el dirigente, aunque pidió «diálogo». Por otra parte, el sindicalista se quejó porque asegura que el Gobierno porteño está retrasando el aumento de la bajada de bandera, que pasaría a $ 3,80 y el de la ficha que quedaría en 0,38 centavos. La suba estaba prevista para el 1 de junio pero Macri no la autorizó todavía, con la publicación en el Boletín Oficial porteño. También los dirigentes difundieron una carta pública a la vicejefa de Gobierno,Gabriela Michetti, en la que señalaron que la medida «la afectará como discapacitada», ya que «impide a los taxis subir pasajeros por la mano derecha».

    De la protesta participaron dirigentes del Sindicato de Conductores de Taxis, la Asociación Taxistas de Capital, la Sociedad de Propietarios de Taxis, la Cooperativa de Taxis y la Cámara de Prestadores de Radio Taxis. Tras la manifestación, el Gobierno porteño emitió un comunicado en el que expresó que «deplora los serios inconvenientes de tránsito que ha ocasionado hoy (por ayer) la movilización convocada por los gremios que agrupan a los trabajadores taxistas».
  • Dejá tu comentario