Diputados aprobó perdón ANSES a provincias y Gobierno suma arma para negociar proyectos clave

Política

Cruces entre oficialismo y oposición por el tratamiento a jubilados. El pleno de la Cámara baja votaba también una iniciativa que prohíbe "la ayuda económica a empresas domiciliadas en guaridas fiscales y/o aquellas con evasión fiscal". La sesión virtual tuvo un episodio escandaloso (ver aparte).

La Cámara de Diputados aprobó anoche un proyecto denominado de “Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Integrado Previsional Argentino”. En resumen, el texto activa una especie de perdón a provincias -ya arreglado entre Casa Rosada y casi todos los gobernadores- por deudas con el organismo, pero además involucra modificaciones de flujos y asistencias de la Administración Central y el Tesoro para cumplir con los vencimientos de la Reparación Histórica, tras el agotamiento de recursos generados por el último blanqueo.

Durante una sesión virtual que tuvo un episodio escandaloso (ver aparte), oficialistas y opositores resaltaron la necesidad de sancionar rápido la iniciativa, para evitar que las provincias pierdan fondos en el corto plazo. Pero la ley va más allá de eso: el Gobierno sumará un arma clave para negociar proyectos de fondo, como el Presupuesto 2021, el impuesto a la riqueza y, por qué no, la reforma judicial que empujó con tanto ahínco el kirchnerismo en el Senado.

La ley, según explicó el Frente de Todos en las comisiones y en el recinto, pretende evitar la venta de activos del FGS para hacer frente a la Reparación Histórica de 2016, debido a que se acabaron las partidas que generó el último blanqueo. El objetivo es que el FGS abrace todo el sistema y no sólo esa cuestión, en medio del congelamiento de jubilaciones durante el corriente año y subas por decreto, algo que recordó como crítica la oposición macrista, quien también remarcó que la nueva fórmula de actualización de jubilaciones no está contemplada en el Presupuesto 2021, algo que advirtió Ámbito días atrás.

El proyecto instruye al Ejecutivo para que la ANSES negocie un mutuo “en un plazo 90 días” con las provincias, siempre y cuando éstas quieran. También se permitirá reconvertir dicho acuerdo en un bono con vencimiento a “mediano plazo” -se mencionaron de cuatro a siete años, pero la decisión quedará en manos del Ejecutivo- bajo los siguientes parámetros: “montos del acuerdo”; “plazo” de ocho meses a contar desde la suscripción del acuerdo -es decir, luego de firmar el mutuo-, aunque el Ejecutivo podrá ampliar el plazo; “amortización”; e “intereses”, con tasa Badlar -Bancos Privados- aplicable para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos de 30 a 35 días.

Por otra parte, la iniciativa también impulsa un “fondo fiduciario público denominado ‘Programa de Inversiones Estratégicas’, cuyo objeto será invertir en sectores estratégicos para el Estado nacional fomentando la generación de empleo como política de desarrollo económico en pos de la sostenibilidad de la economía real”.

Hacia el final del dictamen aparece otro fondo, el de “Afectación Específica para la Recuperación, la Producción y el Desarrollo Argentino, bajo la administración de la Administración Nacional de la Seguridad Social, el cual estará integrado con la transferencia de los honorarios que perciban los funcionarios públicos designados o las funcionarias públicas designadas como directores o directoras en las sociedades, fideicomisos o fondos comunes de inversión donde el Fondo de Garantía de Sustentabilidad tenga participación accionaria, como así toda otra transferencia que disponga dicha administración”.

Quien estuvo ayer en el recinto fue la jefa de la ANSES, la camporista Fernanda Raverta. La semana pasada, durante la discusión en las comisiones de Presupuesto y Hacienda; y de Previsión y Seguridad Social de Diputados, la funcionaria señaló que el proyecto “da soluciones a cinco problemas a resolver: el financiamiento del programa de Reparación Histórica, el préstamo con las provincias, las inversiones productivas del FGS, la regularización de los créditos ‘Argenta’, y los derechos políticos de las acciones de las sociedades en carteras del FGS”.

Al cierre de esta edición, el pleno de la Cámara baja se disponía a votar también una iniciativa que prohíbe la “ayuda económica a empresas domiciliadas en guaridas fiscales y/o aquellas con evasión fiscal”.

Jura

El presidente de Diputados, Sergio Massa, le tomó juramento durante la sesión de ayer al dirigente neuquino del Frente de Todos Guillermo Carnaghi, en reemplazo del renunciante Darío Martínez, quien dejó su banca tras ser designado como secretario de Energía, y luego de una controversia dentro del oficialismo sobre la implementación de la paridad de género para resolver a quién le correspondía asumir.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario