La "mesa chica" del coronavirus se pone al frente de la crisis

Política

Cafiero, Wado, Ginés y Vilma rodean al Presidente en la conducción política de la crisis. Reunión tripartita entre Nación, Provincia y Ciudad para ampliar capacidad operativa de atención médica.

La política se puso al frente de la crisis sanitaria. El desembarco de Santiago Cafiero con superpoderes vía DNU presidencial y la presencia de los gobernadores y jefes de la oposición en la Casa Rosada expusieron la dimensión política de la pandemia más allá de la urgencia en materia de salud. El coronavirus sobrepasó la conducción de Ginés González García y en Casa Rosada ya funciona una “mesa chica” política del coronavirus que integran, además del ministro de Salud, el jefe de gabinete, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el jefe de asesores, Juan Manuel Olmos y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

Es en este ámbito donde se toman las decisiones para avanzar en un endurecimiento de la cuarentena a través de la interconsulta permanente con el equipo de infectólogos. La conducción política de la pandemia afianzó así la centralidad del staff albertista de la Casa Rosada sin por ahora participación explícita de Cristina de Kirchner en el comité de crisis. La reunión del Presidente con los gobernadores le dio una pátina de peronismo federal al gerenciamiento de un conflicto cuyo resultado puede marcar el destino de la gestión de Alberto Fernández, más allá de la reestructuración de la deuda. La crisis ya no es sólo sanitaria y someterá a la economía a un crack que podría extenderse al segundo semestre.

En ese contexto emerge la tregua política con Horacio Rodríguez Larreta y también con Axel Kicillof. Ni los reclamos por el recorte de fondos coparticipables a la Ciudad o la restitución del fondo del conurbano enfrentan ya a Nación con la Capital Federal o la provincia de Buenos Aires. En Diputados, Sergio Massa se encargó de diseñar el pacto de no agresión con el Frente de Todos que se plasmó el miércoles en el encuentro de los jefes de bloque con el Presidente en Casa Rosada.

Ayer las comitivas de equipos técnicos de la Ciudad y la Provincia de Buenos mantuvieron hoy una prolongada reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, en el marco de la campaña para combatir la propagación del coronavirus. En el encuentro se abordó principalmente la cuestión de la atención sanitaria y de la cantidad de camas disponibles tanto en la Provincia como en la Ciudad.

Según destacaron fuentes del Gobierno porteño que estaban en la Rosada, la idea es alcanzar en el corto plazo una disponibilidad de hasta 20 mil camas, sumando las de terapia y las de aislamiento.

También se habló de coordinar el trabajo con los distintos municipios para evitar el colapso del sistema hospitalario en zonas específicas, así como la descentralización de los test de la pandemia que al momento sólo se realizan en el Malbrán.

Por parte de la Ciudad participaron el jefe de Gabinete Felipe Miguel y el de Salud, Fernán Quirós, quien abandonó el encuentro antes que el resto de los funcionarios, entre los que había varios subsecretarios del área de Salud. Por el lado de Provincia, asistieron el jefe de Gabinete, Carlos Bianco; el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; el de Salud, Daniel Gollán, así como subsecretarios y funcionarios.

La reunión se extendió por casi dos horas y los representantes de ambas comitivas se fueron sin hacer declaraciones, aunque remarcaron que este tipo de encuentros se darán todo el tiempo mientras que dure la pandemia.

Cafiero ya había reunido al gabinete “Territorio y Ciudadanía”, integrado por los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Transporte, Mario Meoni; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; como así también a la presidenta de AySA, Malena Galmarini, entre otros participantes.

Uno de los temas de la reunión fue realizar una evaluación sobre los hospitales del Bicentenario, cuya construcción no fue finalizada durante la gestión anterior, y el análisis para poder concluir su obra y equiparlos para afrontar la situación cuando la enfermedad se propague.

Fernández ya había sobrevolado en helicóptero, con el ministro Katopodis, dos hospitales en La Matanza, de los llamados del Bicentenario, construidos casi en su totalidad en la última presidencia de Cristina de Kirchner.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario