"Mesa Judicial M": reactivan causa con más denunciantes

Política

La incorporación de más jueces supuestamente víctimas de presiones del gobierno de Mauricio Macri y la recolección de nuevas pruebas marcarán la reactivación de la causa que investiga el accionar de la denominada “mesa judicial macrista” ante la sospecha de que los funcionarios que la integraron pudieron influir en el direccionamiento de causas sensibles para aquella administración. Se trata de las primeras medidas que adoptará el nuevo fiscal a cargo del caso, Franco Picardi, a quien la jueza María Eugenia Capuchetti le delegó la instrucción de la -a esta altura- megacausa que tiene entre sus imputados al expresidente, al exjefe de Gabinete Marcos Peña y al exencargado de la AFI Gustavo Arribas, entre otros.

Tras dos meses de parálisis por el conflicto de competencia que trabaron Capuchetti y el primer magistrado que intervino, Sebastián Ramos, el nuevo fiscal tomó la posta de su anterior par a cargo, Ramiro González, y en la misma línea ordenó las primeras medidas y declaraciones. Entre ellas la más novedosa es la de la camarista civil Marcela Pérez Pardo, quien se presentó de manera espontánea en el expediente para pedir que su testimonio fuese incorporado. Este fin de semana, y a modo de anticipo, la magistrada declaró por radio AM 750 haber sufrido “ataques personales” del macrismo y que junto a sus pares del tribunal fueron víctimas de “un intento claro de disciplinamiento”.

Según pudo saber este diario Picardi también citará a prestar declaración testimonial a la jueza federal de San Martín Martina Forns, quien a partir de la apertura de la causa dijo en los medios haber sido víctima de presiones y de un aparente “plan sistemático” para condicionar su labor. El inicio de las pesquisas surgió por los dichos de la camarista de Casación Ana María Figueroa, quien en una entrevista dijo haber recibido la visita de un funcionario al que no identificó, en el arranque de la gestión de Cambiemos, que habría intentado condicionarla para adelantar su voto sobre la constitucionalidad del memorándum con Irán. Luego de radicada una denuncia por legisladores del Frente de Todos, la magistrada identificó al actual fiscal general porteño, Juan Bautista Mahiques, como el responsable de aquella presión.

Tras Figueroa se pronunció en la misma línea el camarista laboral Luis Raffaghelli, quien narró una visita del exministro de Trabajo Jorge Triaca con su equipo de colaboradores al tribunal de alzada, a mediados de 2016, durante la cual uno de ellos blanqueó el propósito de “consensuar la doctrina” de sus fallos en línea con los intentos de aquella gestión por avanzar en una flexibilización laboral. Por esos dichos están pendientes las testimoniales de sus colegas de la Cámara laboral Diana Cañal y Néstor Rodríguez Brunengo.

En todos los casos se habló de una mecánica similar: jueces con causas de interés para el gobierno anterior a cargo que, tras fallar en sentido contrario al macrismo, eran denunciados ante el Consejo de la Magistratura y se decían víctimas de una campaña de desprestigio en medios de comunicación afines a esa gestión. Las imputaciones por parte del primer fiscal se acumularon en el primer tramo de la instrucción y en la actualidad abarcan a Macri, Peña, Arribas, Mahiques, Germán Garavano, José Torello, Pablo Clusella, Fabián Rodríguez Simón, Bernardo Saravia Frías y el expresidente de Boca Daniel Angelici.

Pérez Pardo contó el fin de semana que las presiones surgieron una vez que la Cámara que integra falló contra la Inspección General de Justicia (IGJ) en la causa en la que aquel organismo, durante la gestión de Macri, intentó que el Instituto Patria hiciese pública su nómina de socios fundadores. “Sufrimos una reacción desencajada de la IGJ” dependiente de Garavano, dijo la camarista, quien agregó que desde allí comenzaron “ataques personales” a través de los medios de comunicación y denuncias a los tres jueces en el Consejo de la Magistratura. En su caso la magistrada consideró que se le endilgó integrar el colectivo Justicia Legítima y haber sido esposa del camarista federal Eduardo Freiler.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario