Gobierno abre archivos del estado de aviones civiles

Política

Desde mañana, los usuarios y las asociaciones que los representan podrán conocer el estado en que se encuentran los aviones de empresas aerocomerciales. La Fuerza Aérea, en una disposición que se conocerá por Boletín Oficial y por una página Web oficial (www.dna.mil.ar), pondrá a la vista del público las conclusiones sobre mantenimientos de las aeronaves que operan en el país con empresas nacionales y su documentación fundante.

El plan está en poder del Ministerio de Defensa. En ese programa se establece el lugar donde se podrá acceder a esa información y los horarios en que se podrán realizar las consultas pertinentes, tal como lo ordenó hace 20 días la Corte Suprema de Justicia.

Esa cartera de gobierno dispuso que se habilite una oficina del primer piso de Junín 1060 para que los usuarios puedan, de 8.30 a 13, enterarse de los chequeos de seguridad que se realizan a los aeronaves de pasajeros.

La demanda para obtener esta información había sido solicitada hace siete años, en setiembre de 1999, luego del accidente de LAPA, por el abogado Ricardo Monner Sans.

En esa oportunidad, los aviadores y el Estado se opusieron porque consideraron que la Justicia se arrogaba no sólo competencias propias y exclusivas del Ejecutivo -como lo son las relacionadas con el control del servicio público de aeronavegación-, sino también el papel de legislador.

Sin embargo, en setiembre último un fallo del máximo tribunal de Justicia intimó a la Dirección Nacional de Aeronavegabilidad (DNA), que depende de la Aeronáutica, a poner a disposición del publico sus conclusiones sobre el estado de los aviones. Ese cúmulo de datos estará disponible en Internet. Conducidos por hipervínculo, podrán hacer clic sobre el link de cada una de las compañías que operan en el país. Cada línea aérea tendrá la obligación de ir anotando el estado de sus aeronaves.

  • Poco probable

    Pese al cumplimiento de la intimación de la Corte Suprema, es poco probable que la Dirección de Aeronavegabilidad asuma el rol de inspeccionar cada una de las naves que surcan el espacio aéreo argentino. Y es en este punto donde puede estallar la polémica.

    Expertos aeronáuticos sostienen que ese organismo no tiene como función específica realizar controles rutinarios del estado mecánico o técnico de un avión. Sólo se limita a certificar el estado de la aeronave al momento de la inspección. Es decir, su papel se ciñe a habilitar aeronaves, motores y hélices, pero no el control mecánico. Vendría a funcionar como un registro de automotorque sólo se encarga de otorgar la cédula verde y controlar que la documentación del vehículo esté en orden, pero no realiza la verificación técnica.

    Se trata de un acto de contenido simple, sin especificación alguna, emitido conforme al Reglamento Nacional de Aeronavegabilidad de Argentina y en cumplimiento de las obligaciones asumidas por ésta al suscribir el Convenio Internacional de Aviación Civil de Chicago.

    Según este criterio, la seguridad de los vuelos quedaría bajo exclusiva responsabilidad de las empresas que operan el territorio.

    «Puede que en un día un avión salga de servicio por cualquier razón, pero ello no implica que se le quite la certificación y se le impida volar. Simplemente, porque una vez realizado el mantenimiento o la evaluación técnica, volverá a volar», dijo una fuente del Ministerio de Defensa. Según estimó, la responsabilidad de otorgar un vuelo seguro será de la empresa.

    La intervención de la Justicia en el tema de la aviación comercial y el funcionamiento de la Aeronáutica se produjo tras el estreno del film «Fuerza Aérea SA», dirigido por el cineasta y ex piloto Enrique Piñeyro, quien develó en su realización una serie de posibles maniobras de corrupción que redundarían en graves riesgos para los usuarios y tripulantes. Sin embargo, ya la Corte tenía con anterioridad un expediente vinculado al tema.
  • Dejá tu comentario