Gobierno define la mecánica del diálogo y asegura estar dispuesto a "aprender de errores"

Política

La presidenta Cristina Kirchner analiza por estas horas en su residencia de El Calafate los trazos generales de la convocatoria al diálogo y la propuesta de reforma política que lanzó públicamente desde Tucumán y que formalizará la semana próxima ante los actores involucrados.

"La idea es fijar una forma de trabajo que nos permita ir obteniendo resultados", explicó el ministro del Interior, Florencio Randazzo, que será uno de los encargados de poner en marcha el plan oficial, junto a Fernández, y a sus pares de Economía, Amado Boudou, y de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana.

"Estamos dispuestos a mirar para adelante y a aprender de errores que hemos cometido", enfatizó Randazzo, quien pidió que la oposición "no vea ningún tipo de especulación, ni de cosa mezquina" en el llamado al diálogo que realizó la presidenta Kirchner.

En declaraciones radiales, Randazzo aseguró que Julio Cobos también será convocado al diálogo con el Gobierno, al señalar: "Por supuesto, cómo no se va a hablar, es el Vicepresidente de la Nación".

Según precisó Randazzo, "todos los sectores tienen algún tipo de reclamo, por lo que hay que ver cómo se compatibilizan sus solicitudes, en función de los intereses generales".

Sobre el diálogo "político", adelantó que participarían los partidos que tienen representación en el Congreso y también aquellos que "no tienen representación parlamentaria, pero que pueden hacer aportes interesantes".

El punto central en ese ámbito es la implementación de las "elecciones primarias, abiertas, obligatorias y simultáneas" en todo el país, tal como reclamó la Presidenta.

No obstante, diputados del oficialismo buscarán incluir en la discusión de la modificación de la ley de partidos políticos con el objetivo de reducir la oferta electoral, mientras que la oposición plantea una batería de propuestas para la reforma como la implementación de la boleta única y el voto electrónico.

Si bien en el Congreso aguardan el arribo de los proyectos que enviará el Ejecutivo nacional para su tratamiento, diputados oficialistas adelantaron que existe una cantidad "desmesurada" de partido políticos en el país.

"En Estados Unidos, cuando se hizo la última elección presidencial se presentaron 6 listas con un total de 130 millones de electores, mientras que en Argentina en 2007 había 16 candidatos y 20 millones de votantes. Hay algo que no camina", se quejó el diputado oficialista y apoderado del PJ, Jorge Landau.

Mientras tanto, en medio del asueto sanitario declarado por la gripe A, la jefa de Estado se instaló en El Calafate durante el fin de semana, para revisar su nueva agenda de actividades.

En ese marco, el flamante jefe de Gabinete reveló que este jueves a última hora mantuvo una conversación telefónica con Cristina Kirchner para comenzar a hilvanar el plan de diálogo que se lanzará formalmente la semana que viene.

El cumplimiento del mandato constitucional de informar sobre la marcha del gobierno a las dos Cámaras del Congreso será uno de los ejes de la estrategia oficial para estrechar vínculos con el Poder Legislativo, cuerpo que desde el 10 de diciembre próximo tendrá una nueva conformación.

En ese contexto, el flamante titular de ministros, Aníbal Fernández, confirmó en diálogo con periodistas que visitará alternativamente las Cámaras de Diputados y Senadores para dar informes de la gestión, tal como lo establece el artículo 101 de la Carta Magna.

Además, Fernández participó del armado de su nueva oficina, situada puerta de por medio con el despacho presidencial, donde fueron colocados varios televisores y una conexión de Wi-Fi, al igual que en su anterior despacho del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.

La Mesa de Enlace del campo y la creación del Consejo Económico y Social son temas sobre los cuales aún no se dio ningún tipo de precisión.

Lo mismo sucede con la continuidad en el cargo del cuestionado Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, uno de los principales reclamos de la oposición por estas
horas.

En la nueva dinámica de trabajo que el Gobierno pondrá en marcha se mantendrán en funciones los miembros de la Jefatura de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina y Oscar González, pese a que Fernández posee equipo propio.

Dejá tu comentario