Gobierno porteño analiza frenar obras nuevas y subtes por la crisis

Política

El gobierno de Mauricio Macri comenzó a analizar qué licitaciones deberá mantener en espera al compás de la crisis económica y ante la falta de financiamiento externo. No habrá por el momento más que un seguimiento diario de la situación que por ahora no abarcará una corrección del Presupuesto 2009, al menos hasta que se debata en la comisión legislativa que conduce el macrista Alvaro González. Esa discusión demorará más de un mes. El pronóstico incluye la traza de nuevas redes de transporte subterráneo y otros emprendimientos como la realización de un centro cívico, proyectos considerados en la ley de Presupuesto 2009 que el 30 de setiembre pasado elevó el Gobierno porteño a la Legislatura. Sin embargo, el cálculo de recursos y gastos, a diferencia del Presupuesto nacional, es más conservador con una pauta menor de crecimiento (3%) y una estimación más elevada del índice de inflación (12%), por lo cual en el Ministerio de Hacienda, que conduce Néstor Grindetti, no creen por ahora en hacer correcciones.

Por otra parte, el proyecto de presupuestoincluye la renovación de deudapor $ 700 millones que se cancelarán en el ejercicio y otros $ 300 millones para continuar con las extensiones de líneas de subtes que se comenzaron en gestiones anteriores, pero se suspendería el inicio de tramos nuevos de no conseguir financiamiento.

  • Riesgo

    «Sería irresponsable negar que hay riesgo» por la crisis mundial, explicó ayer el jefe de Gabinete de Macri, Horacio Rodríguez Larreta.

    El funcionario explicó que el gobierno macrista tiene «como objetivo poder construir nuevas líneas de subte pero requiere financiamiento a 20 o 30 años, y hoy es ciencia ficción pensar eso». De esa manera advirtió que «si se sigue desacelerando la economía, habrá mayor crisis. Negar que hay un riesgo, sería irresponsable».

    Luego, Rodríguez Larreta reclamó que «con apoyo del gobierno nacional, se podrían hacer más obras» en la Ciudad de Buenos Aires. El funcionario aludió al reclamo de la administración macrista de un trámite que le permitiría a la ciudad colocaruna serie nueva de los bonos-Tango por u$s 500 millones. Para eso, inclusive, el Gobierno porteño presentó un recurso judicial por «mora injustificada», ya que sólo Economía de la Nación debe certificar que el distrito cumple con ley de responsabilidad fiscal. Es que, según altas fuentes del Gobierno de la Ciudad, «la colocación de los bonos por la mitad del fondo, es decir u$s 250 millones, ya la tenemos comprometida en el mercado local». Los funcionarios aseguraron que «si hoy está la autorización los bonos se colocan sin problemas por ese monto».

    El otro problema que tiene que afrontar Macri es la subjecución de partidas presupuestarias en algunas áreas. Sin embargo, al no poder colocar los papeles de deuda, las cuentas quedarían compensadas en la ciudad porque muchas obras que estaban consideradas en un fondo especial que se constituyó con los bonos, ya fueron iniciadas. De esa manera las partidas deberían trasladarse dentro del presupuesto.

    Por otra parte el Gobierno de la Ciudad ya descartó la posibilidad de un financiamiento del BID por u$s 1.500 millones, no sólo por la situación de crisis sino porque también depende de la voluntad del gobierno kirchnerista que, según el oficialismo porteño (que es PRO) rechaza cualquier medida que reclama el distrito.
  • Dejá tu comentario